• El parque de atracciones catalán ha sido obligado por el Gereralitat a incluir en el ERTE a toda la plantilla, la de estructura y los trabajadores y trabajadoras temporales
  • Adelante Andalucía se suma así a las demandas de los sindicatos SAT, CCOO y UGT

Adelante Andalucía exige a la Junta de Andalucía que obligue al parque temático y acuático Isla Mágica, cuyo accionista principal es el grupo Looping South Europe, y participado, además, por el Ayuntamiento de Sevilla y Diputación de Sevilla, entre otros, a que incluya en su ERTE a su plantilla fija discontinua, 280 personas, además de a la plantilla de estructura. La exclusión de los fijos-discontínuos del ERTE presentado provocará que 280 familias se queden sin trabajo, sin prestación y sin ingresos que garanticen su subsistencia.Apoyo a los trabajadores de Isla Mágica

Así ha ocurrido con el parque de atracciones de Port Aventura World, ubicado en Salou (Tarragona), al que la Generalitat de Cataluña obligará al parque temático de Tarragona a proteger a 1.500 trabajadores fijos discontinuos durante la pandemia el coronavirus. El Departamento catalán de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias ha forzado a la instalación propiedad de Investindustrial, el fondo participado por la familia Bonomi, a despedir de forma temporal a este colectivo, que hasta ahora quedaba al albur del impacto económico del virus y con incertidumbre sobre si este ejercicio trabajaría o no.

Así, Adelante Andalucía pide que se de cobertura de protección a todos los trabajadores fijos discontinuos, no solo de Isla Mágica, también de todas las empresas de Andalucía con bosas de empleo temporales.

De esta forma, Adelante Andalucía se suma a las demandas de los representantes de trabajadores y trabajadoras del conocido parque de atracciones, Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT).