Promover la presentación de iniciativas legislativas participadas que, de ser apoyadas por un porcentaje significativo de la población, contarán con el apoyo de la Junta de Andalucía para su aprobación y puesta en marcha.