Garantizar el conocimiento de las cuentas públicas y la tesorería andaluza mediante la publicación de todas y cada una de las cuentas bancarias que gestiona la Junta de Andalucía. El dinero público pertenece a la ciudadanía andaluza, que tiene derecho a conocer en cada momento cuántas cuentas hay, qué saldo tienen, en qué entidades bancarias están contratadas y cuáles son los movimientos en tiempo real.