Promover la participación ciudadana y la información pública de la sociedad andaluza en la elaboración y evaluación de las políticas climáticas autonómicas.