Desarrollar e impulsar la estrategia de descarbonización de la economía andaluza implementando un Plan de Transición Energética para que en 2050 el 100% del consumo proceda de las energías renovables.