Aprobar de un plan de choque que permita poner fin a la lista de espera de las personas que han solicitado las ayudas previstas en la Ley de la Dependencia, incrementándose la financiación, la coordinación y distribución de los medios materiales, personales implementando nuevos modelos de gestión más ágiles.