Desarrollar un Plan extraordinario de atención a la dependencia que permita dar de alta en el sistema de la dependencia de Andalucía a todas las personas que tienen reconocido su derecho. Este plan deberá ser financiado por el Gobierno del Estado a cuenta del incumplimiento del 50% de la financiación del sistema en los años anteriores.