Esta iniciativa, presentada por primera vez en la historia de nuestra democracia en el Parlamento de Andalucía en la anterior legislatura, y rechazada por los partidos del gobierno y los partidos de la derecha, fue recogida en otros parlamentos autonómicos, donde los mismos partidos que aquí la rechazaron en esas autonomías mostraron incluso entusiasmo. Así, hoy día la ciudadanía de Extremadura, Valencia y La Rioja accede a sus cuentas públicas, con toda la información sobre los gastos e ingresos. Especialmente destacables son los casos de Valencia y La Rioja, donde la ciudadanía tiene acceso a los conceptos y extractos de las cuentas corrientes bancarias de las instituciones públicas.