• La dirigente de Adelante ha destacado el ejemplo de los trabajadores en huelga durante 160 días para conseguir frenar unos "despidos injustos"

La presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha pedido esta mañana la intervención de la ministra Montero en el conflicto laboral de LTK-Alestis y la ha instado a impedir el recurso judicial por parte de la empresa contratante toda vez que el TSJA ha declarado nulo el despido de 34 trabajadores y ha ordenado la reincorporación a sus puestos.

Como ha recordado Rodríguez, la victoria de este colectivo se produce tras 160 días de huelga en los que en ningún momento ha recibido el apoyo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), poseedora del 24 por ciento de las acciones de Alestis. En este sentido, la dirigente ha agradecido al colectivo de trabajadores su ejemplo de “sindicalismo del bueno” que, a través de la unidad durante más de 160 jornadas de huelga, ha conseguido vencer los “despidos injustos”.

Según ha expresado la portavoz de Adelante, que ha defendido públicamente la causa de estos trabajadores despedidos en diversas ocasiones, la sentencia del TSJA debe ser un revulsivo para que María Jesús Montero, en calidad de andaluza y ministra Hacienda, deje de dar la espalda a Andalucía y se involucre en la resolución de un conflicto en el que se juegan la subsistencia 34 familias. En este sentido, Rodríguez ha exigido a Montero que paralice cualquier intento de recurso judicial por parte de Alestis y que promueva la inmediata reincorporación de los afectados tal como se recoge en la sentencia.

Por último, Teresa Rodríguez ha insistido en que la misma empresa que trata de despedir a 34 trabajadores andaluces recibió recientemente siete millones de euros de ayudas públicas para impulsar su actividad industrial. “No vamos a tolerar que el dinero público sirva para financiar despidos”, ha reclamado la portavoz de Adelante, que insiste en la “necesaria intervención” de la SEPI en esta situación para favorecer que la salida de la crisis económica de la pandemia pase por la necesaria reindustrialización de Andalucía, generando así nuevas oportunidades de desarrollo y creación de empleo de alto valor añadido. En esta línea, la dirigente se ha mostrado partidaria de exigir a Alestis las subvenciones recibidas si no se compromete a mantener el empleo.