• La dirigente andaluza reprocha a Moreno Bonilla que exija más dinero a Madrid mientras baja impuestos a las grandes fortunas poniendo en peligro la sanidad y educación públicas

La portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha mostrado hoy su malestar con los criterios de reparto de los fondos extraordinarios del coronavirus propuestos por el Gobierno central, según los cuales las comunidades con mayor capacidad económica como Madrid y Cataluña serán las más beneficiadas. Para la dirigente, la distribución de las cuantías debe tener en cuenta la situación socioeconómica en la que van a quedar los territorios tras el paso del coronavirus y ha recordado que Andalucía será una de las grandes perdedoras de esta crisis y que, por tanto, la llegada de fondos debe estar a la altura de las dificultades que se avecinan.

Asimismo, Rodríguez ha arremetido contra la política fiscal del Gobierno andaluz, y ha advertido de que las bajadas de impuestos a las grandes fortunas han supuesto la pérdida de 250 millones de euros anuales para blindar los servicios públicos fundamentales. “Nos parece incoherente e hipócrita que la Junta pida con una mano mayores recursos al Gobierno de España mientras con la otra reduce drásticamente la capacidad de recaudación de nuestras arcas públicas, poniendo en riesgo la sostenibilidad de los servicios públicos en un contexto de infrafinanciación estructural”, ha afirmado la líder de Adelante, quien desconfía de la gestión que el Ejecutivo andaluz pueda realizar “con mano rota para los ricos” sobre los fondos no reembolsables que percibirá la comunidad autónoma a cuentas del Covid-19.

En este sentido, Adelante Andalucía defiende una derogación de los privilegios fiscales a los grandes patrimonios hasta lograr la progresividad que estipula la Constitución y establecer suelos de gasto por ley para Sanidad, Educación y Servicios Sociales, de tal manera que la llegada de recursos tenga como primer objetivo blindar aquellas áreas que garantizan la igualdad social y los servicios básicos. “No vamos a admitir un aumento de la financiación ordinaria o extraordinaria que favorezca una posterior bajada de impuestos a las rentas más altas y a los ganadores de la anterior y de la actual crisis económica”, ha zanjado Rodríguez al respecto.

Por último, la presidenta del grupo parlamentario de Adelante ha defendido una salida de la crisis “sin dejar a nadie atrás” y ha apostado por políticas que permitan reducir la brecha territorial y fortalecer la cohesión social mermada históricamente por la incapacidad política de los gobiernos para abordar cuestiones fundamentales como el modelo financiación autonómica que, en el caso andaluz, no garantiza la financiación de los servicios públicos fundamentales.