• Adelante Andalucía apunta al reparto de la carga de trabajo de la línea de aviación civil concentrada en Francia y Alemania como posible alternativa para garantizar el futuro de los trabajadores andaluces de Airbus y la industria auxiliar

La presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, ha trasladado hoy el apoyo de la confluencia al colectivo de trabajadores de Airbus en Andalucía tras conocerse el plan de la empresa para despedir a 630 personas de sus plantas aeronáuticas en territorio español entre las que se encuentran las de Sevilla y Puerto Real (Cádiz). El sector aeronáutico es, a juicio de la dirigente, “uno de los escasos ejemplos de industria de alto valor añadido” y estaba predestinado a convertirse en sector estratégico andaluz, si bien esta decisión vuelve a asestar un duro golpe a las aspiraciones andaluzas de consolidar un nuevo modelo productivo sostenible, diversificado y capaz de generar empleo de calidad y bien remunerado.

Rodríguez ha criticado la decisión de la multinacional Airbus, exigiendo al respecto mayor “compromiso” con los territorios afectados y las personas que dependen de esos puestos de trabajo, al tiempo que ha recordado que “Adelante Andalucía ya alertó en 2019 de esta situación” sin que la Junta de Andalucía se involucrase en la defensa del futuro de centenares de familias andaluzas que ahora ven en peligro su fuente de ingresos.

En este sentido, la dirigente andaluza ha exigido a las administraciones estatal y autonómica una colaboración activa y estrecha para amortiguar el impacto de la decisión unilateral de Airbus, instando a que el Gobierno español, participante de la sociedad europea que gestiona esta firma aeronáutica, defienda en Bruselas los intereses de las plantas andaluzas. Según ha aducido Rodríguez, si bien la línea militar de Airbus presenta pérdidas, la línea de aviones civiles muestra rasgos de una excelente salud, por lo que la carga derivada de la misma no puede quedarse sólo en Francia y Alemania como ocurre hasta este momento. “España debe hacer valer su peso en Europa y exigir que los trabajadores de Sevilla y Puerto Real puedan mantener sus empleos a través de un reparto justo de la carga de trabajo que no concentre la riqueza siempre en el centro del continente”, ha aseverado.

Adelante Andalucía, que apoyará activamente el calendario de movilizaciones impulsado por los trabajadores, ha recordado que junto a los empleos directos generados por las instalaciones de Airbus, el impacto de la decisión empresarial resentirá además a la industria auxiliar asentada en las provincias de Sevilla y Cádiz de la que viven miles de familias.