• Dichos terrenos sirvieron para financiar una hipoteca con la que se compró Aire Sur
  • El Ayuntamiento, por razones desconocidas, nunca ha cobrado a dicha empresa la multa por no cumplir su parte del contrato

Hace 17 años, en 2003, que el Ayuntamiento de Castilleja, también en manos del PSOE, firmó un contrato de cesión de unos terrenos públicos, con la empresa Parque Castilleja. El Ayuntamiento hacía una concesión, con posibilidad de prórroga, por 50 años. La empresa, a cambio, tenía que pagar un canon anual de 110.000 euros, capitalizados en un solo pago de 5.500.000 euros que sí cobró. Además, dicha empresa tenía que construir un centro de ocio para el disfrute de los vecinos, valorado en unos 7 millones de euros. Pero 17 años después no hay rastro de dicho centro de ocio, por lo que el contrato de cesión ha sido incumplido. Este episodio, que afecta de forma directa al pueblo de Castilleja, ni siquiera se ha podido abordar en el Pleno ordinario del 31 de julio, ya que ha sido vetado por el equipo de Gobierno una vez más, dejándolo “sobre la mesa” en Comisión informativa a la espera de informes que ya tienen. Y es la segunda vez que veta este asunto con la misma excusa.

“Hemos intentado llevar a este pleno de julio una propuesta sobre un contrato que adjudicó el Ayuntamiento a una empresa privada, Parque Castilleja, para que construyera un centro de ocio cultural en una parcela de suelo público. Ese contrato se firmó hace 17 años y el centro de ocio está sin construir. El tema se intentó llevar a Pleno en 2014, pero el Gobierno municipal del PSOE también lo vetó, no tienen interés en que Castilleja conozca lo que está pasando”, según explica la portavoz de Adelante Castilleja, Terea de Pablo.

Pero la historia no acaba aquí. Al no cumplir la empresa su parte del contrato, esta debería pagar una multa que, por razones desconocidas, el Ayuntamiento de Castilleja, no le cobra a la empresa. “Estamos perdiendo el uso del suelo municipal, no tenemos el centro de ocio, está concedido el suelo por 50 años, y la empresa lo ha utilizado para financiarse a través de una hipoteca. Estamos intentando que el Ayuntamiento haga cumplir el contrato y cobre las penalidades que corresponden o lo resuelva para recuperar el terreno”, declara de Pablo.

Y es que el Ayuntamiento de Castilleja, en estos 17 años, debería haber cobrado, en concepto de multas, más de 6 millones de euros, un dinero que, sin duda, vendría muy bien a las arcas públicas, y un dinero que, ni más ni menos, es de justicia vaya al pueblo de Castilleja, al que pertenece el suelo concedido, que, además, ha servido a dicha empresa para pedir una hipoteca con la que compró el centro comercial Aire Sur.

“No llegamos a saber qué hay detrás de todo este pelotazo, qué intereses hay para que el Ayuntamiento no le cobre a la empresa las multas. Todo es muy sospecho, muy oscuro, muy turbio y muy irregular, incluso en el procedimiento de adjudicación del terreno, 2 días antes de que se aprobara el pliego de condiciones en Pleno. Y la prueba es el hecho de que no se permita debatir en el Pleno Municipal la moción que llevamos y que tan solo pretendía que se cumpliera al 100 por 100 el Contrato de Cesión Vigente”, declara la concejala y portavoz de Adelante Castilleja.

Adquirido Airesur, y tras el éxito inicial de ventas,  Parque Castilleja prefiere ampliar en esta parcela el centro comercial en vez de  construir el centro de Ocio, firmando para ello un convenio con el Ayuntamiento que lo admite y se compromete a una colaboración comercial con Parque Castilleja S.L. de apoyo a ésta ante las  Administraciones (D.G. de Comercio) para obtener la Licencia Comercial sobre la parcela que, según PGOU, no puede tener ese uso, como así denegó la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte y ratificó la sentencia  del 17 de enero de 2007 por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Sevilla. Queda demostrado que el centro de ocio no era su interés y ha tenido la complicidad del Ayuntamiento, a pesar de perjudicarse el interés general.