• “Es preciso impulsar la sanidad pública para afrontar posibles brotes, fortalecer los cuidados con la gestión pública de las residencias y la atención domiciliaria y una mayor inversión en educación para favorecer la transformación del modelo productivo y crear oportunidades de empleo”

(Málaga 30 de junio de 2020) Los cargos públicos de Izquierda Unida y Podemos en el Ayuntamiento de Málaga, la Diputación Provincial y el Grupo de Adelante en el Parlamento de Andalucía por Málaga, impulsarán de forma coordinada “distintas iniciativas para propiciar un aumento de la inversión para el fortalecimiento de los servicios públicos como instrumentos prioritarios para superar los efectos de la pandemia en Málaga”.

El diputado andaluz de Adelante y coordinador provincial de IU en Málaga, Guzmán Ahumada, denuncia que el PP y Cs “corren mucho para los asuntos económicos, pero muestran una total despreocupación en relación con lo público. Sin embargo, está claro que la defensa de los servicios públicos tiene que ser el elemento central para superar las consecuencias de la pandemia”.

Ahumada anuncia que ha solicitado al gobierno de la Junta que “informe sobre con cuántos medios vamos a contar en Málaga para afrontar la nueva realidad, para poder comprobar si vamos a tener suficientes garantías o el PP y Cs van a seguir con su política de escaparatismo”.

El diputado malagueño informa de que el Tercer Hospital de Málaga “va para largo, como ha asegurado el propio consejero y, además, su construcción está supeditada a la financiación público-privada, con la que el PP y Cs vuelven a la vieja receta de poner por delante el negocio de unos pocos a los servicios públicos de todos, y eso que Málaga es la provincia que tiene menos ratio de camas por habitante. Todo esto puede desembocar en que una empresa privada acabe construyendo el futuro centro hospitalario y la Junta tenga que, además de poner todo el equipamiento y el personal, pagarle un alquiler desorbitado durante 30 o 40 años, costándonos la infraestructura tres o cuatro veces más que con una inversión pública directa”.

“La realidad es que en el resto de la provincia también se están retrasando todas las grandes inversiones, tanto la ampliación del Hospital Costa del Sol de Marbella, como el Hospital Sociosanitario de Ronda o la puesta en funcionamiento del Hospital de Estepona”, alerta Ahumada.

Por su parte, el concejal de la confluencia de Podemos e Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Nico Sguiglia, incide en que “donde nosotros vemos derechos para todos y todas, el PP y Cs solo ven oportunidades de negocio”. Y hace hincapié en “el desmontaje de la educación pública, con un recorte de 135 millones de euros en las universidades andaluzas. Es intolerable que mientras hablan de la importancia del I+D, el PP y Cs recorten en universidades, infringiendo el mayor recorte a la UMA. En la misma línea, el Ayuntamiento, también gobernado por PP y Cs, cede 45.000 m2 de terrenos públicos en un sector de La Térmica en beneficio de la Universidad Católica de Murcia (UCAM), una institución de dudoso prestigio y presidida por un conspiranoico, homófobo y machista. Por todo ello, vamos a trabajar con los empleados públicos y los estudiantes para reforzar la educación de calidad en Málaga, desde la premisa de que el conocimiento y la innovación deben ocupar un lugar central para el objetivo de la transformación y diversificación del modelo productivo”.

Asimismo, la portavoz de Adelante en la Diputación Provincial, Teresa Sánchez, declara que “durante el confinamiento hemos visto de forma más clara que nunca la importancia de las tareas de los cuidados, por ello es preciso apostar por la gestión pública de las residencias de mayores y de la atención social a domicilio. A pesar de ello, la Diputación cuenta con recursos en residencias de mayores infrautilizada, como los geriátricos de la Vega de Antequera y de San Carlos en Archidona, que tienen que ponerse a pleno funcionamiento cuanto antes”.

Estas iniciativas se presentado públicamente este mediodía tras la reunión de trabajo mantenida hoy en Málaga, a la que han asistido, el diputado andaluz, Guzmán Ahumada; las diputadas provinciales, Teresa Sánchez y Maribel González y los concejales en el Ayuntamiento de Málaga, Eduardo Zorrilla, Paqui Macías y Nico Sguiglia.