• El Gobierno andaluz, de PP y C´s, están convirtiendo la RTVA en un instrumento de propaganda y manipulación y sumiendo a la radio y televisión en un episodio de oscurantismo sin precedentes

Desde Adelante Andalucía creemos que es inadmisible la situación que se está viviendo en la Radio Televisión de Andalucía desde que PP y C´s, con el apoyo de Vox, llegaron al Gobierno andaluz.  Una situación en la que, más que nunca, la radio televisión pública de Andalucía se quiere convertir en un medio de comunicación que, lejos de servir a los intereses de los andaluces y andaluzas, sirva a los intereses políticos de los partidos del Gobierno.

Como en cualquier medio de comunicación, pero especialmente en aquellos de carácter público, debe prevalecer los criterios periodísticos y la información plural, y no los de manipulación política y propaganda. Situación que, además, está tensionando las relaciones y el clima de la RTVA.

En la última semana se han conocido las destituciones en los informativos provinciales de Sevilla, con la destitución del editor de informativos Emilio Maíllo y la presentadora Marisa Gallego por no plegarse a las órdenes de Álvaro Zancajo, Director de Contenidos Informativos, cuya llegada ha sumido a la televisión pública de Andalucía en un oscurantismo sin precedentes.

El Partido Popular carga sobre sus espaldas episodios oscuros en los medios de comunicación públicos como la destrucción de Canal 9 en Valencia y la manipulación sin precedentes en Tele Madrid. Canal Sur, la de todos y todas, la nuestra, no puede correr el mismo destino.

Además, estamos viendo como las audiencias de la RTVA caen en picado y cada día más se está perdiendo la confianza en nuestra radio y televisión públicas.

De tal forma, exigimos la restitución de los dos profesionales purgados la semana pasada y el cese de esta caza de brujas en Canal Sur.