• Ahumada: “Le pedimos al Sr. Imbroda que cumpla con lo que se comprometió, ya que el hambre no se coge vacaciones, más aún en estos momentos en los que los casos de vulnerabilidad económica y exclusión social se están multiplicando a causa de las consecuencias de la pandemia y que no suspenda el Plan de Seguimiento y Garantía Alimentaria (SYGA) durante el verano”

El diputado de Adelante Andalucía y coordinador de Izquierda Unida en Málaga, Guzmán Ahumada, denuncia que a partir del lunes, la Junta de Andalucía es “incapaz de garantizar la comida a unos 5000 escolares de Málaga” y señala que “de forma inexplicable, en medio de una crisis social profunda, la Consejería de Educación vuelve a suspender el Plan de Seguimiento y Garantía Alimentaria (SYGA) durante el verano”.

“El señor Imbroda, de forma continuada, da muestras de su total incapacidad de asumir sus competencias como consejero, desbordado por las circunstancias, pero además, en este caso, es incapaz de asumir sus propios compromisos, y este era uno de ellos, adquirido con la comunidad educativa y con el conjunto de las AMPAS y sin embargo, termina el curso académico y nada ha cambiado, el plan SYGA se suspende hasta el próximo curso”, abunda el diputado.

“Le pedimos al sr Imbroda que cumpla con lo que se comprometió ya que el hambre no se coge vacaciones más en estos momentos en los que los casos de vulnerabilidad económica y exclusión social se están multiplicando a causa de las consecuencias de la pandemia”, denuncia Ahumada, “la excusa puede ser que está así contratado con las empresas que prestan el servicio y que es difícil cambiarlo, por lo que le pedimos que sea valiente”.

En muchas ocasiones se está poniendo de manifiesto que servicios como los comedores escolares son derechos fundamentales para la ciudadanía, tanto en el aspecto de la garantía alimentaria como también  con respecto a facilitar la conciliación laboral y familiar y por ello Ahumada señala que “no puede haber ninguna falla, no puede haber ninguna interrupción, estos servicios deben ser gestionados desde lo público para garantizar la calidad en los mismos”.

El parlamentario recuerda que “los ayuntamientos son instituciones que están dispuestos a asumir el reto de gestionar los comedores escolares garantizando un servicio de calidad que genere empleo  digno y active el comercio de proximidad. La legislación así lo permite, permite conveniar los comedores escolares con las administraciones más cercanas, con los ayuntamientos, solo es cuestión de voluntad política, de velar por nuestros derechos o de convertirlos, como lo están haciendo, en auténticos negocios”.