• Ahumada: “El denominado ‘Plan Aire’ que anuncia Moreno ni es nuevo, ni extraordinario, lo que está es fuertemente recortado, es una bocanada que deja al descubierto que la prioridad del gobierno del PP y Cs no es resolver los problemas de las familias malagueñas y andaluzas”

El diputado de Adelante Andalucía y coordinador de Izquierda Unida en Málaga, Guzmán Ahumada, denuncia que el denominado ‘Plan Aire’ con el que el gobierno de la Junta de Andalucía pretende atajar la grave situación de desempleo tras las consecuencias de la pandemia del Covid-19 “está plagado de mentiras y recortes, por más que el presidente, Juanma Moreno, lo venda como una solución novedosa para los momentos de crisis que vivimos, lo cierto es que ni es nuevo, ni es extraordinario y, además, está fuertemente recortado. No es nuevo porque viene produciéndose desde 2014, no es extraordinario porque ya estaba incluido en los presupuestos de la Junta de Andalucía para el presente ejercicio y está fuertemente recortado, porque frente a su última convocatoria en 2018 representa 113 millones de euros menos, a pesar de hallarnos en una coyuntura en la que Andalucía vuelve a rozar el millón de parados”.

Ahumada hace especial incidencia en que “aunque afectará a todas las provincias en el caso de Málaga el recorte va a ser brutal, habrá unas 2.000 contrataciones menos que en 2018, con lo que el gobierno del PP y Ciudadanos demuestra estar más preocupado por confrontar con el gobierno de Madrid que en asumir sus propias competencias”.

El dirigente de IU concluye que “con este plan queda claro que del gobierno de la anticipación que pregona Moreno nada de nada, ya que este programa cuyas contrataciones no podrán realizarse hasta el próximo otoño podría estar en marcha ya si hubieran atendido alguna de las propuestas que les hemos realizado en diversas ocasiones: primero en 2019, año en el que no hubo convocatoria, y después, al principio de la pandemia, cuando pedimos que pusieran en marcha la convocatoria que van a iniciar ahora, además poniéndole encima de la mesa una fórmula viable para aumentar las partidas en lugar de recortarlas como han hecho. En definitiva, el ‘Plan Aire’, es una bocanada que deja al descubierto que la prioridad de este gobierno no es resolver los problemas de las familias andaluzas”.

A la vez que efectúa recortes, abunda Ahumada, “Moreno se dedica a hacer mucha política de escaparate y mucha propaganda de autobombo, muy bien pagada, por cierto, con una fuerte inversión injustificada de fondos públicos, para tapar su incapacidad de dar una salida a los parados y paradas de Andalucía y ayudar a los Ayuntamientos con los servicios públicos que prestan”.