El coordinador provincial de Izquierda Unida y diputado de Adelante en el Parlamento de Andalucía, Guzmán Ahumada, condena “la agresión cometida el pasado sábado por parte de un grupo de ideología fascista hacia un ciudadano y sindicalista de UGT en Málaga, este tipo de acciones no tienen cabida en un sistema democrático ni en una ciudad con la tradición de apertura y tolerancia como Málaga, tienen que ser perseguidas y erradicadas con total firmeza”.

Ahumada ve tras esta agresión, y otros episodios de violencia que se están produciendo en distintos puntos del estado, “el resultado de la escalada de violencia verbal y confrontación descarnada de los partidos de la derecha y la extrema derecha. Las campañas de bulos, los llamamientos a golpes de estado y las acusaciones infundadas vertidas de continuo son el acelerante para que se repliquen estos sucesos intolerables en las calles de nuestras ciudades”.

El coordinador de IU envía un “fraternal apoyo al sindicalista agredido y a sus compañeras y compañeras y llama a seguir trabajando, desde los resortes democráticos, con integridad y compromiso por la justicia social, la cooperación y la superación de la crisis derivada de la pandemia desde la unidad y con el firme objetivo de que nadie se quede atrás”.

*Foto archivo