• Sevilla y Cádiz acogen hoy las manifestaciones convocadas por CGT, CCOO, UGT y SAT contra los despidos anunciados por la multinacional aeronáutica

La portavoz adjunta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, ha avanzado esta mañana que la confluencia llevará a la Cámara Autonómica las demandas de los trabajadores de las plantas de Airbus en Sevilla y Cádiz tras asumir este compromiso durante la reunión mantenida, junto a los diputados José Ignacio García y Nacho Molina, con una representación sindical de CGT Airbus. Para la dirigente andaluza, la resolución del conflicto en las factorías de Sevilla, El Puerto de Santa María y Puerto Real “no debe pasar por la normalización de la precariedad y los despidos” sino por el “blindaje” de empleos de alto valor añadido como garantía de futuro para las familias andaluzas.

El plan de ajuste anunciado por la compañía aeroespacial supondrá, según las cifras conocidas hasta la fecha, la pérdida de 500 puestos de trabajo directos en las plantas andaluzas y la desaparición de otros 2.000 empleos en la industria auxiliar. “Estamos ante un más que posible cierre de la planta de Puerto Real”, ha advertido Aguilera, que considera “intolerable” que una multinacional que cerró 2019 con unos beneficios de 5.500 millones de euros amenace con eliminar “por las bravas” medio millar de puestos de trabajo. En este sentido, Adelante Andalucía considera “prioritaria” incrementar la participación estatal en Airbus al mismo nivel que Francia o Alemania y usar esa ampliación para promover decisiones estratégicas que garanticen el futuro de la empresa.

Entre las medidas que Adelante trasladará al Parlamento con objeto de reforzar el sector aeronáutico –además de su declaración como estratégico para la economía- y la actividad de Airbus se encuentra un nuevo reparto del trabajo en las factorías con jornada laboral de 30 horas semanales cuatro días a la semana; aumentar el presupuesto en I+D+i para diversificar la producción con introducción de nuevas aeronaves como las destinadas a sofocar incendios; o incorporar nuevos métodos y procesos de fabricación orientados a la transición ecológica y la sostenibilidad ambiental. Para adoptar este tipo de medidas, como ha explicado Aguilera, es necesario “una implicación real del Estado” que defienda el sector aeroespacial como clave en la diversificación económica de Andalucía.

Por último, la portavoz adjunta de Adelante ha pedido al resto de partidos políticos que se posicionen de parte de los trabajadores de Airbus en un conflicto que tiene como fondo “la necesaria diversificación de la economía autonómica” y “la consolidación de un tejido productivo autóctono, sostenible y generador de empleo de alto valor añadido”. Así, Aguilera ha considerado que la unidad alcanzada por los sindicatos CGT, SAT, CCOO y UGT en apoyo al sector debe ser el camino a seguir por las administraciones públicas en sus políticas de apoyo a la industria de aeronaves en Andalucía.