La portavoz de Agricultura del grupo parlamentario Adelante Andalucía, María García Bueno, ha reclamado esta mañana a las administraciones central y autonómica la habilitación de medidas específicas que permitan excepciones de confinamiento para todos aquellos ciudadanos que cuenten con huertos de autoconsumo, de tal forma que puedan llevar a cabo el mantenimiento de los mismos así como la recolecta de la producción que quedó pendiente al inicio de las medidas de cuarentena del Covid-19.

Según ha indicado la dirigente, los distintos decretos aprobados por las instituciones con motivo de la pandemia ya permiten salir de sus casas a los profesionales de la agricultura para cultivar los campos andaluces, pero existe un vacío legal en lo concerniente a personas que cultivan pequeños huertos con el único objetivo de obtener sus propios alimentos. Esta circunstancia está provocando que, en la práctica, miles de huertos de estas características vean lastrada su producción habitual hasta el punto de que los frutos se estén pudriendo en el campo.
En este sentido, María García ha afirmado que es “urgente y necesario” solucionar “una situación clara de injusticia” que pasa por unificar los criterios de Junta y Gobierno central para que los responsables de huertos de consumo familiar puedan seguir cultivando y recolectando su pequeña producción agrícola sin miedo a ser sancionados en los desplazamientos.

Las comunidades autónomas de Valencia y Extremadura, según la diputada, ya cuentan con excepciones administrativas para permitir el cultivo de huertos de autoconsumo tras haber recogido sus respectivos gobiernos las quejas de los propietarios de estas pequeñas explotaciones, por lo que María García espera que “Andalucía no sea menos y cuide a quienes han optado por un modelo de abastecimiento sostenible y respetuoso con el medio ambiente”.