El portavoz adjunto del grupo parlamentario Adelante Andalucía, José Ignacio García, ha manifestado hoy su satisfacción tras aprobarse la Ley de Bioclimatización Sostenible en el Parlamento de Andalucía y ha destacado que la norma supone la creación de un nuevo derecho al bienestar climática en las aulas andaluzas. En opinión de García, esta victoria es responsabilidad de los movimientos en defensa de la escuela pública y las asociaciones de madres y padres que, organizadas en torno a Escuelas de Calor, “han batallado durante tres años para que los niños y niñas andaluces no pasen frío en invierno ni calor en verano en los centros educativos”.

La puesta en marcha de la ley permitirá, como ha explicado el dirigente de Adelante, mejorar las condiciones climáticas de los 7.000 centros escolares públicos de la comunidad autónoma, lo cual redundará en el bienestar de un millón de alumnos y más de 200.000 docentes. Asimismo, al tratarse de soluciones bioclimáticas y sostenibles, la ley permitirá mitigar el cambio climático e impulsar la creación de empleo de alto valor añadido en el sector de las energías renovables y la eficiencia energética.

Por último, García ha insistido en que la aprobación de esta nueva ley es “el principio de un camino” y ha advertido que Adelante Andalucía, junto a la comunidad educativa y agentes sociales, permanecerá vigilante para que su cumplimiento sea efectivo y cuente con la financiación adecuada en los próximos presupuestos de la Junta de Andalucía.