• La portavoz adjunta de la confluencia, Ángela Aguilera, sostiene que la pandemia ha demostrado que los recortes matan y que sólo el modelo público sanitario salva al pueblo

La portavoz adjunta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, ha anunciado hoy el registro de una iniciativa legislativa en el Parlamento de Andalucía que tiene por objeto blindar la financiación del Sistema Sanitario Público de Andalucía para acabar con las desigualdades dentro del mismo, preparar a la sanidad andaluza para dar una respuesta eficaz a posibles futuras crisis, acabar con la precariedad que sufren profesionales y usuarios y usuarias, y frenar la progresiva privatización para ampliar la cartera de servicios.

Según se recoge en el texto, la nueva norma pretende una modificación de Ley 2/1998, de 15 de junio, de Salud de Andalucía, a través de la cual se introduce, en primer término, dedicar al menos un 7% del último PIB de Andalucía registrado a la financiación del Sistema Sanitario Público de Andalucía, para garantizar la solvencia del mismo y llevar a cabo las actuaciones que tiene encomendadas por el ordenamiento jurídico; y en segundo término, garantizar unos suelos de gasto del 20% en Atención Primaria y del 2% en Salud Pública dentro de la financiación dedicada al Sistema Sanitario Público de Andalucía.

Con la aprobación de esta propuesta, como ha esgrimido Aguilera, se podrá acometer una reversión de los recortes efectuados en la sanidad pública desde el año 2010 y fortalecer el SAS, toda vez que la pandemia ha dejado patente que “los recortes matan”, y ha ensalzado el papel de la sanidad pública y sus profesionales como modelo que “salva al pueblo” en las condiciones más difíciles mientras la sanidad privada ha optado por “mantenerse en la retaguardia de la pandemia y proteger sus beneficios económicos”.

La dirigente de Adelante ha recordado que, desde 2009 hasta la actualidad, el porcentaje del PIB que destinado a financiar la sanidad andaluza ha pasado del 6’9 al 6%, lo que ha supuesto dejar de invertir 1.700 millones de euros en lo que respecta al ejercicio 2020. En esta línea, ha pedido el apoyo de todos los grupos parlamentarios para conseguir que la sanidad andaluza cuente con financiación suficiente y equiparable al nivel de inversión sanitaria de la Unión Europea, de tal forma que ante un posible rebrote de coronavirus en los próximos meses, la comunidad autónoma pueda afrontar la pandemia en mejores condiciones de lo que lo ha hecho en esta ocasión.