• La parlamentaria onubense de Adelante Andalucía, María Gracia González, denuncia que “no se han puesto en marcha alternativas de cuidados para la conciliación laboral”
  • González lamenta que las mujeres sean las que “han asumido en un mayor porcentaje los cuidados y la educación de los menores”, tal y como recoge el estudio de la UHU sobre el incremento de la brecha de género a raíz de la crisis sanitaria

La parlamentaria onubense de Adelante Andalucía, María Gracia González, ha reclamado este lunes a la Junta “la puesta en marcha de medidas para la conciliación real de las familias ante el panorama actual”, en el que los menores tienen que seguir al cuidado de sus padres, mientras estos desempeñan su actividad laboral. Todo ello ha llevado a que “sea la mujer la que soporta una mayor carga en los cuidados, ahondando en la brecha de género que ya existía antes del covid 19”.

Así se desprende de un estudio, aún en fase preliminar, realizado por la Universidad de Huelva “donde la conclusión es tajante: la crisis ha tenido más efectos negativos sobre la mujer que sobre el hombre”. Por eso, González ha insistido en que las medidas “tienen que llegar ya, con las adecuadas normas de seguridad sanitaria, para que se descargue de la presión psicológica y física a las familias, y especialmente a las mujeres”.

“La situación es ciertamente preocupante si atendemos a otros datos facilitados por CCOO, como que nueve de cada diez reducciones de jornada y excedencias las piden mujeres, por lo que estamos muy lejos de conseguir unas cuotas de corresponsabilidad dignas”, ha aseverado. Por eso “es necesario y urgente el apoyo de las administraciones, tanto central como autonómica, a las familias”. En este sentido, “hemos hecho varias propuestas al Gobierno andaluz, sin que hayan sido escuchadas”, ha apuntado. “Pedimos que se den alternativas de cuidados y lúdicas para los menores durante el verano, como se hacía antes de la pandemia, con las debidas normas de seguridad”, así como “consensuar un marco donde se impulse el autocuidado entre pequeños grupos, a través de modelos de organización propia”.

Sin embargo, “medidas de este tipo no solo no han sido escuchadas por el Gobierno de Moreno Bonilla sino que han llegado a ser perseguidas, como le pasó a unas familias sevillanas que se organizaron para cuidar de sus niños en varios turnos, y así poder trabajar”. Por eso, “es importante regular estas acciones, a través de normas dictadas por la Administración competente”, insiste González, para subrayar que “no se puede ignorar esta realidad que se da en el día a día” y que “está suponiendo un desgaste abrumador, sobre todo a las mujeres”.

La diputada anticapitalista ha manifestado que el estudio, centrado en el impacto socioeducativo en la infancia y en la familia por el covid  19, “recoge que la educación escolar de los niños y niñas también ha recaído mayormente en las mujeres”, que han tenido que “ejercer de maestras a la vez que tenían que cumplir con su trabajo y realizar las tareas del hogar”.

Así, según se desprende del estudio de la UHU, que ha recabado datos en la provincia de Huelva y que colabora con otras universidades andaluzas, “la mitad de las encuestadas afirmaba que sus parejas no compartieron con ellas la realización de las actividades de los niños a la hora de organizar las tareas escolares”, que se realizaban en casa desde el decreto del estado de alarma en marzo.

“Todo este desgaste continuado está pasando factura a las mujeres de nuestra provincia y de toda Andalucía –lamenta la parlamentaria– con cifras que hablan por sí solas”. Es destacable que “un 46 por ciento de personas ha experimentado un incremento del malestar psicológico general, pero son las mujeres las que informaron de una escalada más acusada: el 12 por ciento dijo que había subido “mucho” frente al 6,8 de los hombres”. Estos datos “empeoran aún más” cuando se refieren a ataques de ansiedad o angustia, donde “el 25 por ciento de los hombres y el 44 por ciento de las mujeres relatan un aumento de estos episodios”.

“Estos números hablan de un sufrimiento real de la sociedad, pero que se agudiza en el caso de las mujeres”, apunta González, que se pregunta “dónde están las iniciativas del Gobierno andaluz para mejorar esta situación”, donde las mujeres y los menores, “los grandes olvidados en esta crisis”, están soportando consecuencias “sobre las que no se actúa de manera eficaz”.

Por último, la parlamentaria de Huelva ha abundado que “las familias no pueden seguir sosteniéndose a costa de jornadas de trabajo interminables y agotadoras para las mujeres”, ni a costa de “reducciones de jornada para ellas que merman sus ingresos y les restan autonomía e independencia económica”. De esta forma, ha señalado que “la familia tradicional está cambiando y desde Adelante Andalucía aspiramos a un modelo familiar diferente”, afirma, que “reconozca la diversidad y se base en la igualdad, así como en relaciones libres”.