• El parlamentario andaluz José Ignacio García lamenta que este colectivo “siga siendo olvidado” y que la única medida haya sido “darles una sólo mascarilla quirúrgica en toda esta pandemia”

El parlamentario de Adelante Andalucía José Ignacio García ha reclamado de manera “urgente” medidas de seguridad para el personal de mantenimiento del hospital de Jerez, toda vez que “siguen totalmente desprotegidos”. García se ha hecho eco de las denuncias del colectivo, que denunció, por ejemplo, que durante el primer mes de confinamiento, el de más riesgo y contagio, “sólo recibieron una mascarilla quirúrgica”.

“Es intolerable que a estas alturas de crisis sanitaria, con el mayor número de profesionales sanitarios contagiados en nuestra provincia, estos trabajadores sigan siendo olvidados. No les han hecho una valoración de riesgo, no se cumplen las medidas de distanciamiento, no les han hecho test PCR, no les han dado ningún protocolo oficial”. Una situación que se ha vuelto más peligrosa con la reanudación de los turnos ordinarios. “Ahora, el peligro de contagio se ha incrementado al estar más trabajadores en espacios comunes como los vestuarios. Es un despropósito”.Para el responsable andaluz, “la Junta de Andalucía vuelve a mostrar su falta de previsión, el poco cuidado y prevención para todos los trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública, desde la primera hasta el último”.

García ha querido además poner en valor la labor de estos profesionales “sin los que ningún hospital puede funcionar” y su presencia en todas las unidades. “Efectivamente, son trabajadores que lo mismo están en un servicio como en otro, por lo que la necesidad de asegurar que estén bien es una cuestión de salud pública”.

Es por ello que el diputado de Adelante Andalucía ha exigido a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que “habilite cuanto antes medidas de seguridad para todo este personal y el de todos los servicios complementarios porque esto es una cuestión generalizada en todos los hospitales”. “Menos circulares prohibiendo a los profesionales sanitarios que difundan relacionada con la falta de recursos humanos y materiales para hacer frente al COVID19”.