• La confluencia pide la regularización permanente de migrantes que ya trabajan en la agricultura para favorecer su movilidad entre las distintas campañas de recolecta

La portavoz de Agricultura del grupo parlamentario Adelante Andalucía, María García Bueno, ha señalado esta mañana a las malas condiciones laborales en el campo andaluz como principal problema de la carencia de mano de obra y ha instado a las administraciones a abordar de manera urgente una reforma del modelo agrícola vigente. Para la diputada, la crisis del Covid-19 está evidenciando las debilidades estructurales que lastran el sistema actual y que comprenden desde la explotación de migrantes irregulares hasta la inseguridad con la que los productores abordan cada cosecha por carecer de una ley de precios mínimos.

Las declaraciones de la dirigente de Adelante se han producido a raíz de la filtración del supuesto nuevo decreto del Gobierno central que flexibiliza la contratación en el campo de parados e inmigrantes sin autorización de trabajo para atajar la falta de mano de obra que está afectando a las producciones agrícolas de toda España. La iniciativa, según apuntan los medios que la publican, pretende paliar el déficit de temporeros en las campañas de Andalucía, Murcia, Extremadura, Aragón y Cataluña y evitar un desabastecimiento alimentario y el alza de precios en plena pandemia. No obstante, en opinión de García Bueno, el país ya cuenta con un contingente amplio de temporeros tanto nacionales como inmigrantes como para abastecer de mano de obra las distintas campañas agrícolas, si bien apunta a las dificultades de movilidad derivadas del coronavirus como principal problema. En este sentido, Adelante ha exigido que se dispongan equipos de protección para los trabajadores y se extremen las medidas de seguridad que garanticen que el trabajo puede ser desarrollado sin riesgo para la salud de las personas. “Es un error apuntar al coronavirus como único responsable de la falta de mano de obra”, ha afirmado García Bueno, quien asegura que es la precariedad la principal causa de falta de mano de obra y que ello ha de combatirse con “unas buenas condiciones laborales y medidas de protección de la salud”.

Por último, la portavoz de Agricultura de Adelante ha exigido “responsabilidad” al Gobierno ante la posibilidad de que el coronavirus “se convierta en una excusa para precarizar aún más a trabajadores vulnerables”, y ha criticado que la administración estudie la posibilidad de regularizar a migrantes temporalmente “como si fueran de usar y tirar”. En esta línea, García Bueno ha defendido la regularización permanente del colectivo de trabajadores migrantes para lograr unas condiciones de vida similares a las de trabajadores nativos, ya que en estos momentos afrontan situaciones límite malviviendo en poblados chabolistas y sin acceso a servicios básicos como el agua potable. “Andalucía cuenta con los contingentes de trabajadores necesarios, tan sólo necesitan seguridad jurídica y medidas laborales y sanitarias dignas para moverse a los distintos territorios a recolectar la producción agrícola”, ha zanjado.