• Quiere saber si la empresa ha presentado oficialmente su renuncia a la explotación y por qué la Junta dio el permiso cuando contaba con informes desfavorables
  • Este proyecto afectaría al suministro de agua de los municipios de Villanueva del Rosario, Villanueva del Trabuco, Casabermeja, Colmenar, Alfarnate, Alfarnatejo y pedanías de Antequera y Archidona.

Adelante Andalucía ha anunciado que va a pedir la comparecencia de la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible para que explique los pormenores del proyecto de la planta embotelladora en la sierra de los Camarolos y si la empresa que pretendía extraer el agua, Inversiones Domago S.L., ha presentado oficialmente su renuncia a esta concesión. Así, las parlamentarias de Adelante, Vanessa García y Mari García Bueno han explicado, tras reunirse con la Plataforma en Defensa del Acuífero Las Cabras, Camarolos y San Jorge, que el proyecto presentaba incongruencias y que ponía en peligro la supervivencia de los municipios de Villanueva del Trabuco, Villanueva del Rosario, Casabermeja, Colmenar, Alfarnate, Alfarnatejo y varias pedanías de Antequera y Archidona, ya que afectaba al acuífero del que se nutren estas localidades.

“No nos conformamos con que la empresa anunciara la cancelación de las obras, queremos saber cómo teniendo informes desfavorables y siendo todo la misma masa hidrológica, la Junta pudo darle los permisos para extraer seis litros de agua por segundo, que es una barbaridad”, ha exclamado la parlamentaria Vanessa García.

En el mismo sentido se ha expresado la también diputada andaluza Mari García Bueno, que ha recordado que el acuífero suele secarse en verano afectando al suministro de estas localidades, “que es precisamente cuando la embotelladora dobla la producción, no tiene sentido, y más cuando se pide un trasvase desde el embalse de Iznájar por la falta de agua en la zona”.

Por su parte, desde la Plataforma ciudadana han hecho hincapié en que la paralización de las obras era sólo su primer objetivo, y que ahora están luchando por cancelar definitivamente el proyecto de la embotelladora, pero también por preservar y proteger el acuífero y, además, van a exigir la restauración del entorno.