La portavoz adjunta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, ha instado hoy al presidente del Gobierno autonómico, Juanma Moreno Bonilla, a apartar la improvisación y las prisas en su gestión de la crisis del Covid-19 y a tomar como base de sus decisiones el criterio científico. Para la confluencia, la improvisación del Ejecutivo andaluz está sometiendo a la población a una presión innecesaria, por lo que Aguilera ha reclamado al presidente “sosiego, tranquilidad y que deje de gestionar la pandemia como si fuera una carrera o una confrontación con otros gobiernos”.

Las declaraciones se producen después de conocer las propuestas de desescalada de Moreno Bonilla el pasado fin de semana en las que fijaba el día 3 de mayo como jornada de reanudación de las celebraciones religiosas; el día 11 de mayo para la reapertura de peluquerías, centros de estética y comercios; y el 25 de mayo como fecha de inicio de actividad para bares y restaurantes.

En este sentido, Aguilera ha exigido al Gobierno andaluz “prudencia” por los efectos negativos que la especulación pueda tener sobre la población andaluza y ha recordado algunos capítulos desafortunados en la gestión autonómica del coronavirus como el supuesto regreso a las aulas el 15 de mayo -para rectificar tres horas más tarde-; el anuncio –hasta en cuatro ocasiones- del respirador andaluz sin autorización sanitaria; o la afirmación de que la Semana Santa se celebraría dado que “tenía fecha”.

Para la dirigente andaluza, ante una situación de emergencia sin precedentes, la población necesita “certezas y prudencia” así como de “políticos responsables”, por lo que ha emplazado a Moreno Bonilla a que se sosiegue y se aleje de la improvisación a la que se ha visto arrastrado en la carrera por tratar de ser percibido como el gobierno más audaz del Estado.