La confluencia Adelante Andalucía, a través de la senadora Pilar González, ha abogado este lunes por que los ayuntamientos andaluces tomen ejemplo de la “decisión responsable” del consistorio de Cádiz capital -gobernado por José María González, ‘Kichi’- de “pasar al cobro” el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) sobre determinadas propiedades de la Iglesia Católica “no dedicadas al culto ni a la enseñanza”.

En una rueda de prensa no presencial, Pilar González ha defendido que, “si lo puede hacer el Ayuntamiento de Cádiz, lo pueden hacer el resto de ayuntamientos andaluces”, y “si estamos pidiendo esfuerzos” a la ciudadanía en la actual crisis sanitaria derivada del coronavirus, “la Iglesia también tiene que poner de su parte”.

Se trata de generar una “mejor financiación” y “mayor capacidad de ingresos para garantizar los derechos de todos” en el marco de la actual crisis del coronavirus, según ha argumentado la senadora de Adelante, que ha puesto de relieve la decisión adoptada por el Ayuntamiento de Cádiz, que “vuelve a ponerse en vanguardia”, para cobrar el IBI de instalaciones de la Iglesia que “no tienen que ver con lugares de culto ni dedicados a la enseñanza”, según ha insistido en remarcar.