• Reclama al Gobierno central que haga valer su participación en la SEPI para parar los despidos. "Si no, no será un gobierno progresista"
  • Reprocha a la Junta que "mire hacia otro lado" en el enésimo conflicto de la industria auxiliar de la Bañia
  • "No hay industria en la Bahía de Cádiz sin la industria auxiliar. Para nosotros no hay ninguna diferencia entre los trabajadores de la casa y los de las contratas. Todos son imprescindibles"

El parlamentario andaluz y miembro de Adelante Andalucía, José Ignacio García ha reclamado hoy al Gobierno central y al Gobierno andaluz responsabilidades en la movilización de apoyo a los trabajadores y las trabajadoras de LTK y en la que ha estado acompañado por la diputada de Adelante Cádiz, Lorena Garrón, y el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Cádiz, Carlos Paradas.

Ante este nuevo varapalo en la industria auxiliar que deja sin empleo a 51 trabajadores de la noche a la mañana, García ha declarado que “otra vez en la Bahía de Cádiz el enésimo ataque a la clase trabajadora y lo hacen incumpliendo su propia ley. El parlamentario andaluz ha insistido en la necesidad de dejar claro que “estos trabajadores tienen derecho a ser subrogados y a que en su empresa, se aplique el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, y ahí nosotros y nosotras no lo vamos a permitir”. García ha señalado a los gobiernos que tienen responsabilidades en este conflicto, de forma que ha reprochado al Gobierno andaluz de Moreno Bonilla que “esté de espaldas a este problema y luego tengan un discurso sobre la industrialización, cuando luego dejan tirados a 51 trabajadores”. También se ha dirigido al Gobierno central recordado que “un gobierno progresista que, teniendo participación en empresas como Alestis, no sea capaz de parar los despidos”. “¿Para qué sirven la participación estatal en las empresas entonces? ¿Sólo para recibir beneficios?”, se ha preguntado, al tiempo que ha asegurado que “un gobierno progresista tiene que utilizar sus participaciones para parar los despidos y si no, no es entonces un gobierno progresista”.

García ha anunciado que “vamos a llevar este caso donde haga falta porque nosotras y nosotros tenemos claro que no hay industria en la Bahía de Cádiz sin la industria auxiliar. Para nosotros no hay ninguna diferencia entre los trabajadores de la casa y los de las contratas. Todos son imprescindibles y perder un sólo puesto de trabajo en la industria de la Bahía es ya una tragedia”. “No puede ser que otra vez la Bahía de Cádiz sea el patio trasero del desarrollo y otra vez la industria auxiliar pague los platos rotos del problema de industrialización que tiene este país”. “Hace falta -continuó- una industrialización verde, sostenible que mantenga todos los puestos de trabajo”.

En esta línea la diputada provincial de Adelante Cádiz, Lorena Garrón, ha mostrado también su apoyo a la plantilla y ha recordado la moción que presentaron en el último pleno de Diputación reclamando carga de trabajo y la revisión de los despidos a trabajadores. Una moción que no secundaron ni PP ni PSOE.

“No podemos seguir consistiendo esto, y por ello exigimos a los partidos políticos que se posicionen a favor de los trabajadores y trabajadoras de Astilleros y de Cádiz y su Bahía, porque no podemos permitir que siga habiendo esta sangría de empleo en un sitio donde tanta falta nos hace. Por tanto –ha añadido-, mandamos un mensaje directo al Partido Popular y al PSOE, principalmente, que tienen implicaciones en este asunto y que hasta ahora su posicionamiento ha sido precisamente estar en frente de los trabajadores y trabajadoras”.

Es por ello que les exige que “hagan todo lo que esté en su mano, que es mucho, por cierto, para que estas personas no se queden sin su puesto de trabajo”.

Por su parte, el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Cádiz, Carlos Paradas, ha insistido en que “estamos aquí para mostrar con absoluta rotundidad el apoyo del Ayuntamiento de Cádiz a los trabajadores y trabajadoras de LTK”,  quien ha comunicado a este colectivo que  el Consistorio gaditano pondrá a su disposición “todos los recursos que tenemos y que necesiten”, como la televisión pública.

Paradas ha mostrado su indignación con la forma de proceder de Alestis y ha asegurado que “la subrogación de los trabajadores de LTK es incuestionable”, tal como impone el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores.

El concejal ha apelado a la unidad de los trabajadores, recordando que “a los compañeros de la industria auxiliar de la naval se les ha dejado tirados”. Asimismo, ha reclamado unidad entre los sindicatos, “porque no es de recibo que para salvar a unos se tire por tierra a otros. Se debe pensar verdaderamente en los trabajadores como un colectivo completo, no en los míos y en los tuyos”. E igualmente ha pedido unión política, “porque el apoyo a la clase trabajadora debe ser indiscutible, no puede ser que no se sumen todos los partidos en una causa así”. Al hilo, Paradas ha recordado que la propuesta elevada al Pleno municipal el pasado viernes por Adelante Cádiz relativa al apoyo a los trabajadores y trabajadoras del sector del metal fue rechazada por el PP y Ciudadanos, y el PSOE se abstuvo.

Protesta vendedores ambulantes