• Esta es una de las trece medidas elaboradas para paliar las consecuencias de la pandemia provocada por el COVID 19

El grupo municipal de Adelante Jaén propone la reducción del salario de los concejales y los altos cargos del Ayuntamiento durante cuatro mensualidades para crear un fondo solidario destinado a paliar las dificultades de colectivos vulnerables que se han visto especialmente afectados por la crisis del COVID-19. Los representantes políticos y los gerentes de los distintos organismos municipales percibirían, como máximo, dos veces y media el salario mínimo interprofesional (SMI) por lo que el fondo solidario podría reunir 148.000 euros durante el período propuesto. “Creemos que los cargos públicos deben dar ejemplo y contribuir con algo más que declaraciones a la grave situación económica provocada por esta importante crisis sanitaria de la que debemos salir sin aumentar las bolsas de pobreza ya existentes en Jaén” señala Real quien considera que esta propuesta es “más coherente” que la apuntada por el Partido Popular que ha solicitado la renuncia a las asignaciones de los grupos municipales correspondientes a ejercicios pasados “cuando sabemos que hay formaciones políticas que ya no cuentan con representación en la Corporación y adelantaron ese dinero para el funcionamiento de su actividad”,  explica.

Además de esta propuesta, Adelante Jaén ha elaborado una batería de trece acciones dirigidas a equilibrar las arcas municipales tras el esfuerzo económico realizado para atender las necesidades derivadas de la crisis sanitaria actual. Entre ellas destaca la quita de la deuda de 400 millones de euros contraída con el Ministerio de Hacienda, la recuperación de servicios públicos como el suministro de agua o el transporte urbano, establecer una renta social con el dinero que el Ayuntamiento se ahorraría del pago de la deuda y sus intereses, reclamar a la Junta de Andalucía el 100% de la Patrica (8 millones de euros en 2019) y exigir a la Iglesia el pago del IBI porque “ahora, más que nunca, no se pueden mantener los privilegios de ciertos sectores”, señala la portavoz de Adelante Jaén.

Junto a las propuestas orientadas a solventar la delicada situación económica del Ayuntamiento, desde este grupo municipal se presenta otro paquete de medidas que tiene como objetivo salvaguardar los intereses de la ciudadanía como la devolución del importe de las tasas abonadas por actividades que no se han podido realizar (deportivas y Universidad Popular) desde el 15 de marzo. Asimismo se plantea el diseño de un nuevo plan de movilidad mientras dure la pandemia que contemple la reducción de calzadas para vehículos privados y apueste por carriles destinados al paso de autobuses, taxis, bicicletas, coches no contaminantes y peatones así como el aumento de la frecuencia de paso de los autobuses.

En el plano sanitario, Adelante Jaén considera que el Ayuntamiento debe exigir que el complejo sanitario Sagaz Zubelzu se convierta en un hospital limpio y se abra al completo. En esta misma línea y para continuar la lucha contra la pandemia de una manera eficiente, es necesario pedir a la Junta de Andalucía que se designe un ambulatorio para el tratamiento específico del COVID-19 sin que ello suponga una reducción en los servicios ya ofrecidos antes de la crisis.