• Lucía Real señala que "esta vez la factura de la crisis no pueden pagarla los de siempre"

El grupo municipal de Adelante Jaén propondrá al próximo pleno para su aprobación el establecimiento de una tasa COVID-19 para atender las necesidades sociales generadas por la  crisis con la que se  garantice condiciones dignas  a  toda  la  población  a  través  de  la  redistribución  de  renta y se dote de inversiones la sanidad pública. Esta recaudación extraordinaria, que se efectuaría de una sola vez, se aplicará en todos los países europeos a instancias de sus gobiernos y recaerá en empresas que hayan obtenido ganancias superiores a cinco millones de euros con una aportación del 3%. De igual manera, esta tasa afectará también al patrimonio de las personas físicas cuya renta supere el millón de euros y a los fondos de inversión y sociedades patrimoniales que superen los diez millones de euros.

Esta moción, en la que se solicita al pleno que inste al Gobierno central a aplicar esta recaudación de urgencia en el marco europeo, tiene como objetivo “no volver a caer en los mismos errores que se cometieron en la década pasada y que esta vez la factura de la crisis no la paguen los de siempre, que esta vez exista solidaridad y redistribución de la riqueza en vez de recorte del gasto público y la deuda”, explica Lucía Real.

La portavoz de Adelante Jaén señala que, además de la tasa extraordinaria para empresas y particulares con patrimonios importantes, la moción incluye  la evasión y la elusión fiscal entre los criterios que inhabiliten a una empresa para concurrir en procedimientos de contratación pública que realice el Ayuntamiento de Jaén y que dicho criterio “se aplique en las cláusulas sociales que rigen los procedimientos como tener una sede o filial en una jurisdicción considerada como paraíso fiscal” por la Tax Justice Network.

El Sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, recuerda que el 75% de los casos de corrupción utilizan empresas radicadas en territorios opacos y de nula tributación, y que el 90% de las grandes compañías internacionales tienen presencia en estos lugares, de acuerdo a los datos facilitados por Transparencia Internacional y Oxfam Intermón, respectivamente.

Lucía Real afirma que tenemos la experiencia de la crisis del 2008 que pagamos todos mientras las grandes fortunas aumentaron su patrimonio y “esta vez hay que socializar los beneficios, no las pérdidas”. Por ello, desde Adelante Jaén se demanda que esta tasa, organizada a nivel europeo y gestionada por los Estados, llegue también a los municipios, como una ayuda extraordinaria para sufragar las necesidades y carencias sociales, económicas y sanitarias que está provocando la pandemia.