• La parlamentaria Ángela Aguilera reclama además articular medidas alternativas de comunicación de las personas presas con sus familiares, las excarcelaciones humanitarias y reforzar las plantillas médicas.
  • Insiste en una actuación inmediata de las administraciones porque “los presos y sus familias están totalmente atemorizadas”

La parlamentaria de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, ha reclamado hoy medidas de protección adecuadas y urgentes para los trabajadores y trabajadoras de los centros penitenciarios de la provincia y de la población reclusa, que “son colectivos especialmente vulnerables y que están siendo totalmente invisibilizados”. “Venimos ya de una situación  previa con una falta de medios brutal, con plantillas médicas esquilmadas que, en estas circunstancias, y sin tomar medidas de protección, puede derivar en un contagio dramático por la sobrerrepresentación de patologías graves de la población reclusa”.

Aguilera ha lamentado que los funcionarios no hayan tenido equipos de protección hasta el miércoles de la semana pasada pero “los presos también necesitan mascarillas y medidas de protección. Ellos y sus familias están completamente atemorizados”. En este sentido, la parlamentaria andaluza ha recordado que tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa (CPT) han recomendado a los estados miembros, alternativas a la privación de libertad para paliar los efectos del coronavirus en prisión.

Desde Adelante se reclama, por tanto, medidas en esta línea también demandadas por las familias. “Estamos en contacto directo con madres y mujeres de presos y la situación de indefensión que están viviendo es terrible. No se trata solamente del miedo al contagio sino la falta de información tan imprescindible en estos momentos”. Es por ello que Adelante denuncia que, “al no permitirse las visitas presenciales no se han articulado otros medios para poder contactar con ellos, algo que tiene completamente desesperadas a las familias”, de ahí que “elevamos su petición y exigimos que se permitan las llamadas gratuitas a la población reclusa”.

De igual forma, Aguilera exige el reforzamiento de las plantillas médicas y las excarcelaciones humanitarias para presos de corta duración o colectivos vulnerables, como mujeres embarazadas, diabéticos o cualquier persona que tenga una situación de salud en riesgo por el coronavirus. “Ni Instituciones Penitenciarias ni la Junta de Andalucía están dando respuesta a la falta de plantilla médica, de un 40%, fruto de los recortes de los dos últimos gobiernos”. Igualmente preocupante es la “inacción” de la Consejería de Salud y Familias hacia este colectivo. “Nos podemos encontrar con una situación dramática por la falta de previsión del SAS de camas en las UCIS para cientos de personas presas enfermas y con patologías previas. Es urgente la dispensación de test rápidos para los funcionarios y personas presas para aislar los contagios a la mayor brevedad posible”. “Es fundamental reclamar la visibilización de la situación de los presos y presas y la prevención y planificación de la Administración para atender tanto a los internos como a los trabajadores afectados”, concluyó.