El portavoz adjunto del grupo parlamentario Adelante Andalucía, José Ignacio García, ha reclamado hoy al Gobierno autonómico que reincorpore a sus puestos a las 73 monitoras de escuelas infantiles que despidió el pasado mes de julio cuando asumió la gestión pública de cinco centros de las provincias de Almería, Cádiz, Málaga y Sevilla. Esta petición del diputado se produce tras conocerse los primeros fallos judiciales al respecto en la Audiencia Provincial de Málaga que consideran “improcedente” la actuación de la Consejería de Educación y condenan a la Junta a adoptar medidas para revertir la situación de injusticia generada.

Para Adelante Andalucía, la solución a este conflicto laboral provocado por el consejero de Educación, Javier Imbroda, pasa por desestimar cualquier posibilidad de recurso ante los tribunales y readmitir de manera inmediata a todas las trabajadoras afectadas, vía que además de recuperar el valor profesional de las trabajadoras despedidas para la escuela pública, también evitará prolongar judicialmente un conflicto innecesario y reducir el coste económico que ello supone para la administración pública andaluza.

Según ha apuntado José Ignacio García, es “de sentido común reconocer lo injusto del trato brindado a 73 trabajadoras” que han dedicado hasta 15 años de su vida a cuidar de los niños andaluces. Es por ello que el grupo parlamentario Adelante Andalucía ha abordado esta cuestión en el Parlamento de Andalucía en diversas ocasiones y pidió la subrogación de sus contratos cuando la Consejería de Educación asumió la gestión pública de las cinco escuelas infantiles en las que trabajaban. “Se trata de un problema administrativo que se ha saldado con decisiones muy duras que afectan a trabajadoras y alumnos, y ahora sabemos que también ilegales, por eso exigimos la reincorporación inmediata”, ha zanjado García.