• Naranjo recuerda que el Ejecutivo de Juanma Moreno prometió mantener los contratos de servicios externalizados, como los comedores escolares, pero las empresas están haciendo ERTEs

La portavoz de Adelante Andalucía y diputada en la comisión de Educación, Ana Naranjo, ha denunciado en la mañana de hoy que el Gobierno andaluz de Juanma Moreno “está faltando a su palabra y condena a la incertidumbre a unas 15.000 trabajadoras y trabajadores dependientes de la administración”. La parlamentaria de Adelante Andalucía por Córdoba, Ana Naranjo, señala que “son varias las empresas concesionarias de servicios externalizados de la Junta que están anunciando ERTE en sus plantillas pese a que el Gobierno andaluz garantizó que mantendría la financiación de los contratos”. Se trata, recuerda Naranjo, de contratos que “están presupuestados y por tanto no tendrían que ser objeto de bloqueo en los pagos por parte de la administración”.

La diputada andaluza recuerda que el Ejecutivo autonómico aprobó un decreto ley para garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo en las empresas que prestan servicios auxiliares a la administración. En este sentido, la diputada de Adelante Andalucía incide en el incumplimiento por parte del Gobierno andaluz, que pese a sus promesas, “no está garantizando la financiación de los contratos que permitiría a las empresas mantener en nómina a sus trabajadores y trabajadoras, que viven estos días con incertidumbre sobre su futuro laboral en un contexto especialmente difícil como consecuencia de la crisis de la Covid-19”.

Además, Naranjo ha apuntado a la situación de incertidumbre a la que se ven abocadas estas trabajadoras y trabajadoras durante estos días, ya que en un principio se les aseguró el pago de sus nóminas y ahora no tienen garantizado su pago ni por parte de las empresas ni por parte del Gobierno andaluz.

La parlamentaria de Adelante Andalucía por Córdoba lamenta que el Gobierno andaluz no haya puesto de su parte para evitar este grave problema pese a las advertencias manifestadas por sindicatos y patronal, que ya avisaron de que las medidas de la Junta para mantener el empleo en el sector apenas llegaban a la mitad de los servicios y empleos. Exige al Gobierno andaluz que aporte soluciones, que “cumpla sus propios decretos” y garantice seguridad jurídica y continuidad a las plantillas de estos servicios, que permanecen externalizados pese a la imprescindible labor que realizan para el mantenimiento del sector público.