• La portavoz adjunta de la confluencia, Ángela Aguilera, considera que PP, Cs y VOX han planificado la operación con nocturnidad y alevosía conscientes del amplio rechazo social que suscita la ley

La portavoz adjunta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, ha criticado hoy la decisión del Gobierno andaluz de someter a votación el Decreto 2/2020 –conocido como Decreto de simplificación- “en plena pandemia del coronavirus y sin haber obtenido previamente un clima social favorable” a una norma con la que pretende alterar más de tres decenas de leyes autonómicas de una tacada. Para la dirigente andaluza, se trata de una decisión planificada con “nocturnidad y alevosía” por PP, Cs y VOX para hurtar a los andaluces un debate sobre el modelo productivo y en el que se encontrarán en frente a decenas de agentes sociales y políticos así como movimientos y asociaciones ciudadanas, por lo que ha anunciado que su grupo se opondrá mañana a su aprobación en la reunión de la Diputación Permanente del Parlamento.

El decreto ley de simplificación, en opinión de Aguilera, supone una legislación innecesaria para la economía autóctona y únicamente servirá para “poner Andalucía a precio de saldo para los grandes especuladores” de tal forma que “puedan operar en la comunidad como si de la ley de la selva se tratase”. En esta línea, ha asegurado que los contenidos recogidos en la norma como la eliminación de controles administrativos, la liberalización de horarios comerciales o la supresión de permisos que ahora son obligatorios, muchos de ellos en materia de protección ambiental, con tienen el principal objetivo de reflotar la burbuja inmobiliaria cuyo estallido sumió a Andalucía en la crisis económica más dura en décadas.

Como ha señalado Aguilera, la eliminación de requisitos legales en la práctica empresarial no sólo no ayudará al tejido productivo andaluz, mayormente pymes y autónomos, sino que favorecerá su desaparición ante las facilidades que se habilitan para las grandes multinacionales y fondos buitre. Asimismo, desde Adelante Andalucía la laxitud en la aplicación de las normas comunes han derivado en situaciones de atentado contra los bienes públicos como la construcción de hoteles en la costa, zonas naturales arrasadas, precios de alquileres que no dejan de subir, pymes que tienen que cerrar, etc. En este sentido, Aguilera ha lamentado además que PP y Cs olviden la situación de emergencia climática y “borren de un plumazo numerosas leyes de protección del medio natural” y recuperen “el instinto depredador que nos condujo a la crisis de 2009”.

Por último, la parlamentaria también ha criticado el propio proceso de elaboración de este decreto, redactado por el Gobierno en colaboración con el sector privado pero sin contar con la opinión de agentes sociales y colectivos ciudadanos que se verán afectados por la entrada en vigor de la nueva norma. “Moreno Bonilla no ha defraudado a las grandes multinacionales, especuladores y grandes patrimonios, pero está poniendo en riesgo la estabilidad de familias y pequeños autónomos”, ha concluido.