• La portavoz de la confluencia, Ángela Aguilera, ha reprochado a la presidenta de la Cámara andaluza, Marta Bosquet, que impulse medidas de caridad con los afectados por la pandemia a cambio de un minuto de televisión

La portavoz adjunta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, ha calificado hoy de “cortina de humo” la propuesta de la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, de destinar el 0,7 por ciento del presupuesto de la Cámara a proyectos sociales para paliar los efectos del Covid-19. En opinión de la dirigente de la confluencia, Bosquet vuelve a usar interesadamente su cargo “para maquillar el caos y la ausencia de medidas sustanciales” del Gobierno de PP y Cs, que “han abandonado a su suerte a la gran mayoría de afectados por la pandemia”.

Para Adelante, destinar el 0,7 por ciento del presupuesto parlamentario a ongs “sólo puede ser entendido como un gesto simbólico para conseguir titulares”, toda vez que PP y Cs –y personalmente Marta Bosquet- han manifestado su rechazo a la eliminación de gastos de protocolo, dietas o ayudas por alquiler de vivienda para altos cargos (un millón de euros anuales). En este sentido, Aguilera ha recordado a Bosquet que tiene en sus manos la posibilidad de eliminar gastos innecesarios como las dietas por actividad parlamentaria del mes de agosto –que se mantienen pese a ser mes inhabil- y cuya eliminación ha sido propuesta por Adelante en reiteradas ocasiones con el rechazo expreso del resto de fuerzas políticas.

Asimismo, la portavoz adjunta de Adelante ha recordado que el Ejecutivo de Moreno Bonilla ha recibido más de un centenar de propuestas de la confluencia desde que se declarase el estado de alarma con el objetivo de paliar la afección de la pandemia en la población andaluza así como para reconvertir el modelo fiscal y productivo de la comunidad autónoma ante la nueva normalidad. Entre ellas, Aguilera ha mencionado la creación de una tasa Covid a las grandes fortunas, el refuerzo de la renta mínima de inserción, cese del cobro de alquiler en viviendas de protección pública, un plan de reindustrialización, así como el programa de rehabilitación de viviendas. “Ante una crisis como la que afrontamos, las instituciones están para proteger a la ciudadanía haciendo valer sus derechos y no para dar limosna a cambio de un minuto de televisión ” ha zanjado Aguilera.