• La portavoz del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, y el portavoz de Adelante en la Comisión de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Guzmán Ahumada, asisten a la concentración convocada por CCOO a las puertas de San Telmo

La portavoz del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha denunciado hoy el recorte de 135 millones del Gobierno andaluz a las universidades públicas, que ha recibido el rechazo de toda la comunidad educativa. En este sentido, Nieto ha subrayado que en el mismo decreto en el que el Gobierno recorta a las universidades andaluzas, bonifica al 100% los impuestos de las máquinas tragaperras. La portavoz de Adelante ha señalado que “estas son las prioridades de la Junta de Andalucía” y ha anunciado que su grupo volverá a insistir “que se rectifique y no se toque ni un euro a la universidad pública”.

Durante la concentración convocada por CCOO a las puertas de San Telmo, Nieto ha indicado que “con este tijeretazo del 10% de su presupuesto, además de la infrafinanciación que las universidades públicas ya venían sufriendo, perderán capacidad de competir con las universidades privadas y además tendrám menos posibilidades de aportar innovación e investigación a la reconstrucción de Andalucía”.

Además, la portavoz de Adelante ha afirmado que “mientras que el Gobierno andaluz recorta a las universidades, el Gobierno central está apostando por la universidad pública, ha aumentado las becas, ha bajado la nota de acceso para garantizar que el acceso a la educación pública no se convierte en una brecha más para ahondar en una desigualdad creciente”.

Por su parte, el portavoz de Adelante en la Comisión de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Guzmán Ahumada, ha asegurado que “es un recorte que solo se entiende desde la perspectiva de un Gobierno que solo entiende el camino del ladrillo y de ser dependientes del turismo y no ve necesaria a la universidad como motor necesario para el cambio del modelo productivo andaluz a través de la investigación y el desarrollo”.

En última instancia, Ahumada ha señalado que “el Gobierno de las derechas y la ultraderecha utiliza esta crisis como excusa para meter la tijera a la universidad pública, recortar el 10% de su presupuesto y poner en riesgo el presente y el futuro de la educación universitaria en Andalucía”.