El portavoz del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Nacho Molina, ha calificado hoy como “muy malos” los nuevos datos de paro que establecen una subida histórica en este índice y sitúan a Andalucía con el doble de porcentaje de desempleados con respecto al total nacional. Para Adelante, la crisis del coronavirus está evidenciando –como ya ocurriera en 2008- las debilidades económicas de la comunidad autónoma, que queda expuesta a los vaivenes de los mercados ante la inexistencia de un modelo productivo sólido.

Según Molina, a pesar de que la afección de la pandemia es menor que en otros territorios, la subida del paro “se ha cebado con Andalucía por carecer de un tejido productivo con raíces sólidas”, lo que ha supuesto una destrucción masiva de puestos de trabajo aún sin contar las bajas temporales de los ERTES. Por ello, Molina ha invitado a los grupos políticos a reflexionar sobre el papel de las políticas de los sucesivos gobiernos andaluces incapaces de todas a la comunidad de un tejido productivo generador de empleo de alto valor añadido y a largo plazo. “No por esperados estos datos dejan de ser pésimos los datos”, ha incidido el portavoz de Empleo, para exigir un inminente debate que ponga solución a la excesiva dependencia de la comunidad autónoma de sectores volátiles como el turismo o la agricultura.

En esta línea, Adelante insiste en la necesidad de valentía para abandonar las políticas de austeridad y de contención del gasto y apostar por un plan de reconstrucción que prime la transición energética, la diversificación productiva y la apuesta por los sectores con alto valor añadido.