• El grupo provincial recoge el rechazo de Adelante La Línea a “la medida reaccionaria, clasista y discriminatoria” del partido La Línea 100x1000 y recuerda a Juan Franco que "las ayudas son derechos, no un premio de buena conducta que pueda dar y quitar un alcalde"
  • Advierte a la presidenta de Diputación Irene García de la actitud “poco democrática” de su socio de Gobierno y espera que “no imponga sus criterios en la política provincial”

Adelante Cádiz ha tachado de “deleznable e ilegal” la medida que ha tomado el Ayuntamiento de La Línea para convencer a la población de cumplir con la ordenanza de limpieza y disuadir así a los ciudadanos que no respetan el horario para tirar la basura. Efectivamente, la Mesa Técnica de Seguridad en materia de limpieza -en la que participaron representantes del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policía Local, además del concejal y delegado municipal de Limpieza, Manuel Abellán, y representantes de Arcgisa- acordó la semana pasada la puesta en marcha de medidas para hacer frente a las actitudes incívicas en materia de recogida y depósito de residuos, y una de ellas, era que el Ayuntamiento de La Línea retiraría las ayudas sociales a quienes incumpliesen la normativa de limpieza, para lo que se iba a mantener una estrecha colaboración con la Delegación Municipal de Asuntos Sociales con el objetivo de que las personas que cuenten con sanciones por arrojar la basura fuera del horario establecido o incumplan la normativa, no accedan a ayudas públicas.

“Sancionar con la retirada de las ayudas sociales es una medida reaccionaria, propia de otros tiempos, además de clasista y discriminatoria”. Para Adelante, “el señor Juan Franco, alcalde de La Línea, demuestra una soberbia tal que se cree capaz de quitar o conceder derechos básicos en función del comportamiento de las personas. Las ayudas son derechos, no un premio de buena conducta que pueda dar y quitar el alcalde”.

El grupo provincial entiende perfectamente la necesidad de las administraciones locales en hacer cumplir las ordenanzas municipales, máxime cuando se trata de la limpieza y de que su incumplimiento puede conllevar un problema de salud pública pero, “en ningún caso, podemos quedarnos callados ante lo que es un abuso de poder y una concepción de las ayudas sociales como una contraprestación caritativa que se concede, no en función de las necesidades vitales, sino de una ordenanza municipal. Las ayudas sociales no son un regalo que él pueda quitar o conceder. Son un derecho básico de un estado democrático”.

Adelante Cádiz recomienda así a Franco y a todo el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de La Línea que sigan las recomendaciones de Adelante La Línea que, además de mostrar en estos términos su rechazo a esta medida, les han propuesto implementar otras medidas de carácter disuasorio y con mejores fines sociales, como la prestación de jornadas sociales en las distintas ONGs de la ciudad y, cómo no, realizar una campaña de difusión en redes sociales y medios de comunicación, así como en colegios, institutos y colectivos sociales de la ciudad para concienciar a todos los ciudadanos y ciudadanas de todas las barriadas linenses que respeten las normas que deben regir en materia de limpieza.

Finalmente, el grupo provincial ha advertido a la presidenta de la Diputación Provincial, Irene García, de las actitudes “poco democráticas” de su socio de Gobierno, La Línea 100×100, y espera que su concepción de los servicios sociales no se imponga en la política provincial por los apoyos que le presta para la estabilidad de su gobierno.