• La preservación de la biodiversidad de Doñana es una prioridad para Adelante Andalucía

El grupo parlamentario Adelante Andalucía ha iniciado los trabajos para abordar una batería de iniciativas legislativas que permita afrontar los principales problemas que sufre el espacio natural de Doñana y lograr así un blindaje que garantice la supervivencia del parque así como la recuperación medioambiental de todo su entorno tras años de explotación y degradación del mismo.

 En esta línea, la portavoz adjunta del grupo parlamentario, Ángela Aguilera, ha apuntado que pese al consenso social y político relativo a la conservación de la zona, aún falta “concreción legal” ante situaciones que afectan gravemente a la salud de Doñana como la existencia de 13 pozos activos de gas natural, la extracción ilegal de agua del subsuelo o los proyectos de desarrollo urbanístico dentro de suelo protegido que auspicia el gobierno de PP y Cs.

En un desayuno informativo organizado por Adelante y en el que ha participado el portavoz de la plataforma Salvemos Doñana, Juan Romero, la confluencia ha anunciado que ya se trabaja en la delimitación competencial de los problemas que afectan a este espacio natural al objeto de elaborar una ley integral para preservar el entorno del parque desde el Parlamento de Andalucía. Junto a ello, todas las cuestiones que por ámbito competencial correspondan al Gobierno central serán trasladadas al grupo confederal Unidas Podemos para que éstas sean incorporadas a la agenda del Congreso de los Diputados y estudiadas además por el Gobierno de coalición.

Como ha explicado Aguilera, las prioridades que se marca Adelante con este “reto legislativo” son proteger el parque nacional y su entorno ante la llegada de nuevas iniciativas económicas basadas en la “esquilmación” de recursos naturales; poner fin a prácticas ilícitas en la zona que han afectado a la biodiversidad y futuro del parque como el robo de agua y las actividades de caza ilegal sobre especies de especial singularidad; cohesionar ambientalmente los territorios del parque nacional y el natural; iniciar la recuperación de las zonas desecadas de la marisma por la acción de los pozos ilegales (unas 100.000 hectáreas en los últimos 50 años); y por último, aprobar por ley la protección de Doñana y todo su perímetro ante potenciales proyectos viarios o urbanísticos con cualquier tipo de impacto sobre la biodiversidad o que aspiren a nutrirse de los recursos hídricos que directa o indirectamente nutren al parque.

Para la composición de este ambicioso paquete legislativo, Adelante Andalucía emprenderá una serie de reuniones de trabajo con todos los agentes sociales y políticos involucrados en la protección de Doñana empezando por los colectivos conservacionistas que trabajan en la zona desde los años 50 del siglo pasado cuando dieron comienzo los trabajos de reivindicación de protección administrativa para uno de los espacios de mayor valor ecológico de todo el continente europeo.