• Las miles de vecinas y vecinos del sector F no disponen ya ni de agua en los pozos, lo que ha agravado la situación de precariedad que viven miles de personas en esta urbanización sevillana

Adelante Sevilla muestra su “preocupación por la situación que han vivido y viven los vecinos y vecinas del Sector F de Almensilla” cuya situación de precariedad urbanísticas se ha visto agravada con el estado de alarma al no disponer de agua potable en sus viviendas y ya, en muchos casos, ni si quiera en los pozos de los que se abastecen.

El parlamentario por Sevilla de Adelante Andalucía, Nacho Molina, recuerda “la responsabilidad de las administraciones” ante esta situación y que “hubo unanimidad en el Parlamento de Andalucía para arreglar esta situación”. Por lo que “ahora toca que Junta, Ayuntamiento de Almensilla y Diputación den el paso, un paso que no dan, para que estas familias no vuelvan a pasar una situación como la que han vivido, y siguen viviendo, una situación de pandemia y confinamiento sin agua potable en sus hogares, con problemas de supervivencia en una urbanización infradotada cuyo planteamiento urbanístico continúa atascado”.

Para Molina, “mientras arranca la maquinaria administrativa para poner esta solución, es necesario que los vecinos puedan tener agua potable, y decimos, sí a la regularización urbanística y que las administraciones se pongan manos a la obra para dotar de agua potable a sus familias y sus viviendas. Especialmente las administraciones responsables”.

“En navidades pasadas estas familias pasaron acampadas muchas noches en la plaza del pueblo pidiendo soluciones, porque fueron víctimas de una estafa en la que fueron imputadas una serie de personas por los presuntos delitos de apropiación indebida del dinero que habían puesto los vecinos para el proceso de urbanización, no tienen la culpa de esta situación.