• Reclama, además, que no se corte el teléfono a estos beneficiarios para evitar su aislamiento

Adelante Andalucía reclama a la Administración andaluza que no paralice la tramitación de los expedientes de solicitud de la Renta Mínima de Inserción en estos momentos y que afectan a cientos de familias en nuestra comunidad autónoma que están pendientes de recibir las prestaciones a las que tienen derecho. Las unidades familiares afectadas, muchas de ellas monoparentales, han propuesto un adelanto de dos meses a aquellos beneficiarios que tienen su expediente en trámite para que puedan hacer frente a la situación de emergencia creada por la pandemia del coronavirus. De igual forma, solicitan que se recuperen  los suministros básicos de agua, luz y gas a aquellos usuarios a los que se les ha dejado de prestar estos servicios porque, ahora más que nunca tras el confinamiento obligado en los hogares, se hace imprescindible.

Al igual que el agua, la luz y el gas, los solicitantes de la Renta Mínima de Inserción consideran imprescindible que no se les corten las líneas de teléfono, único medio por el que mantienen el contacto con familiares y que, en muchas ocasiones, afecta a personas que viven solas por lo que no poder comunicarse vía telefónica les supone un aislamiento total. Además, no contar con teléfono, les obliga a desplazarse a los centros de salud lo que eleva la posibilidad de contagio.

Adelante Andalucía considera “imprescindibles” estas medidas porque “afectan a derechos fundamentales y son reclamaciones que repercuten directamente en la salud física y mental de uno de los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad”, señala Lucía Real. La portavoz de Adelante Jaén en el ayuntamiento de la capital afirma que “el Gobierno andaluz debe acordarse también de este colectivo y comprometer ayudas urgentes, en estos momentos, para andaluces que se encuentran, ahora más que nunca, en situación de vulnerabilidad”.

Los beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción correspondientes a la provincia de Jaén esperan sus prestaciones desde julio de 2019.