Los parlamentarios de Adelante Andalucía por la provincia de Sevilla Nacho Molinay Mari García han realizado un llamamiento a la comunidad educativa para que secunden la huelga de mañana en Educación “ante un decretazo de las derechas, sin consenso, que marca un antes y un después en Andalucía y que busca favorecer la privatización de la educación en detrimento de la enseñanza pública”.
Así, Molina ha recordado que “el 15 de enero de 2019 Juan Manuel Moreno era investido como presidente de la Junta de Andalucía con los votos de PP, Ciudadanos y Vox. Moreno conseguía el apoyo de la formación ultraderechista gracias a un acuerdo que contemplaba, en su decimocuarto punto, ‘eliminar las zonas educativas’ para garantizar la supuesta ‘libertad de los padres para escoger el centro educativo’. Ahora el Gobierno andaluz y su consejero de Educación, Javier Imbroda, han aprobado un nuevo decreto que, favoreciendo a la escuela concertada, determinará el nuevo proceso de escolarización que se desarrollará a partir de este mes de marzo”.

Molina, ha resaltado, que “este decreto, el decretazo de las derechas, ha sido elaborado sin consenso alguno con la comunidad educativa y sin consenso con los grupos de la oposición” y “modifica de manera sustancial los criterios de organización de la oferta educativa que regían hasta ahora en la Comunidad”. Uno de los artículos clave de la norma es el 4. Así, si en él antes la administración educativa garantizaba “la existencia de plazas públicas suficientes especialmente en las zonas de nueva población”, ahora PP y Ciudadanos solo garantizan la existencia de “plazas suficientes”. “Desaparece, de un plumazo, la palabra pública, con todo lo que ello implica”, ha destacado Molina.

Según Mari García, “si por ejemplo se construyen nuevos barrios, la cobertura educativa se puede dejar en manos de las organizaciones, en su mayoría religiosas, que hacen negocio con la educación sin que la administración tenga que construir nuevos centros”. Para García, “el tripartito de derechas no cree en la educación pública y el principal objetivo de este decreto de escolarización es beneficiar a la escuela privada y concertada. Se trata de un cambio de modelo, similar al de Esperanza Aguirre en Madrid, y que implica un cambio radical a largo plazo.

Los parlamentarios de Adelante han puesto como ejemplo “el modelo Aguirre de Madrid, que es el que quiere imponer el Gobierno andaluz, donde las plazas escolares en la escuela privada asciendan hasta a un 55%, mientras las de la pública se reducían al 45%”. Según García, “en la actualidad y hasta ahora, en Andalucía, un 77% de las plazas escolares forman parte de la red de escuelas públicas. Por cierto, destacar que hace cuatro años las plazas públicas en Andalucía suponían un 79%. En cuatro años se ha reducido en un 2% la pública en beneficio de la privada y concertad”.

También han destacado que “son conocidos casos como los de Sevilla capital, en la que hay barrios, como los Remedios, que no cuentan con colegios públicos, o el centro, que en los últimos años ha visto mermadas sus plazas. Y muchas se han mantenido gracias a la lucha de la comunidad educativa”.

Para García, “tanto C´s, como PP como Vox abrazan el modelo Aguirre, el modelo de privatizaciones que poco a poco vaya desgastando a la escuela pública para así tener una educación de primera la concertada, frente a una de segunda, la pública.

Por todo ello apoyamos las movilizaciones de mañana, una huelga necesaria más que nunca frente a los ataques de la derecha”.