• La parlamentaria Vanessa García se ha reunido con asociaciones de madres y padres y ha constatado la falta de aulas que sufre el municipio
  • La carencia de PTIS e ILSE es otro de los problemas a los que se enfrentan los centros en el nuevo curso escolar

Adelante Andalucía ha criticado la falta de previsión del consejero de Educación con respecto al inicio del próximo curso en septiembre: “Está claro que al único que no le preocupa la vuelta al cole es a Imbroda, que quiere volver como si nada hubiera pasado, porque estamos ante un repunte de rebrotes del Covid-19, pero el consejero ni va a reducir ratios ni a contratar a más personal que otros años ni se preocupa por un plan de infraestructuras”, se ha lamentado Vanessa García, parlamentaria andaluza de la formación en una visita a Benalmádena donde se ha reunido con representantes de asociaciones de madres y padres del alumnado.

En este sentido, se ha referido a la necesidad de un Plan de Choque de Infraestructuras Educativas, “ahora con más urgencia que nunca, tenemos que reducir ratios y abordar los problemas de la falta de espacios en la provincia”. Así, ha puesto de ejemplo los problemas de carencia de aulas en los institutos Cerro del Viento, el Albaytar o el de Arroyo de la Miel de Arroyo de la Miel en el municipio de Benalmádena. Así, ha recordado que la localidad cuenta desde hace 25 años con los mismos centros de secundaria, aunque la población se ha duplicado: “Y este gobierno ha adoptado la misma solución que tenía el PSOE, las aulas prefabricadas, este año se volverán a instalar dos módulos más en el municipio”, se ha lamentado la parlamentaria.

Asimismo, García también ha lamentado el abandono del alumnado con necesidades educativas especiales por parte de la Consejería de Educación: “Si en el confinamiento Imbroda dejó al alumnado con discapacidad auditiva sin su herramienta de comunicación, que son las intérpretes de lengua de signos (ILSE,) y a las monitoras de educación especial (PTIS) sin cobrar, en su plan de vuelta a las aulas ni las menciona”. Así, ha recriminado que “esta situación no se puede tolerar, la educación pública es inclusiva, y para ello tiene que poner todos los recursos necesarios, no porque lo digamos desde Adelante Andalucía, sino porque lo dice la Ley”, añadiendo la necesidad de subrogar a “este personal que trabaja por medio de subcontratas y contratar al número necesario para garantizar una educación en condiciones de igualdad”.

Por otra parte, Desirée Medina, presidenta del AMPA del colegio Miguel Hernández  de Benalmádena se ha lamentado de la falta de información sobre lo que sucederá en este centro en septiembre: “No sabemos qué va a pasar, la Consejería no nos dice nada, los padres y las madres estamos preocupados porque no hay espacio, y ya tenemos unas ratios de entre 26 y 28 niños por clase, y ahora se van a matricular más, no sabemos si nos van a poner barracones como hay en otros centros de Benalmádena”. En este sentido la presidenta del AMPA ha recriminado que la Junta les prometiera la construcción de un nuevo centro, pero que “a menos de dos meses del inicio del curso no sabemos nada”.

Por otra parte, Medina ha querido hacer hincapié en el problema que tienen en su colegio, que está dividido en dos recintos situados a dos kilómetros: “Tenemos a varios niños con necesidades especiales, pero sólo hay una PTIS para los dos recintos, y en el nuevo curso va a entrar otro niño que necesita ser atendido constantemente, necesitamos que la Junta se haga cargo de la situación y nos dé soluciones”.