• “Ojalá nunca se ocupen todas las camas, pero tenemos que tener preparada una unidad preparada para lo peor”, se apunta desde Adelante Andalucía
  • “Quitar capacidad a esta unidad es como quitar bomberos de una ciudad porque no haya incendios”

Adelante Andalucía ha registrado una pregunta, dirigida al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, relativa a la “reducción de la capacidad de atención a pacientes en la Unidad de Grandes Quemados del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla” y que da cobertura a toda Andalucía, Extremadura, Ceuta, Melilla, Canarias y parte del norte de África.

Para Adelante Andalucía es “insostenible que la unidad haya pasado de doce a cuatro camas, reduciendo así su capacidad a un 70% y bajo el argumento de que la ocupación media en los últimos meses ha sido de tres pacientes”. Desde Adelante Andalucía se apunta a que “ojalá nunca se ocupen estas camas, jamás, pero necesitamos una unidad así, con capacidad suficiente, preparada para lo peor que pueda ocurrir”.

“En cualquier momento se puede producir, por desgracia, un incendio, dos accidentes de tráficos simultáneos o accidentes laborales o domésticos que impliquen necesitar más de las cuatro camas ocupadas. Bajar la capacidad de esta unidad es jugar a la ruleta rusa”, señalan desde Adelante, que creen que es como “quitar bomberos de una ciudad porque no haya incendios”.