• Matas: “La actividad es contraria al PGOU, la tramitación incurre en omisiones y ocultación de información que la hacen invalidante. No nos basta con el anuncio de la empresa de paralización del proyecto, por eso hemos reclamado con firmes argumentos la anulación completa del proyecto”

El concejal portavoz del Grupo Municipal de AA – Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Fran Matas, ha registrado en la mañana de hoy un recurso solicitando al alcalde de Antequera que “proceda a la revocación integral del proyecto de autorización de la planta embotelladora de Sierra Camarolos, al tratarse de una actividad contraria al PGOU por pretender desarrollarse en una zona de protección especial por Interés Natural Exclusivo y adolecer de numerosas irregularidades en su tramitación”.

Matas deja claro que “el artículo 8.5.8.3 cierra todas las puertas a este proyecto, pues prohíbe expresamente toda actividad minera; la extracción, sondeo y captación de recursos hídricos está homologando como actividad de minería. Además, el proyecto adolece de otras irregularidades en su tramitación que lo invalidan. Consideramos que queda probada la nulidad del acuerdo de la Junta de Gobierno Local de 30 diciembre de 2016 por el que se declara la Utilidad Pública del proyecto, ya que no se sometió como es preceptivo al dictamen de la Comisión Informativa para que pudieran pronunciarse todos los grupos con representación municipal. Igualmente, la aprobación por el Pleno del proyecto de actuación el 21 de octubre de 2019 también adolece de nulidad, ya que el expediente se presentó incompleto, omitiéndose deliberadamente dos resoluciones de la autoridad en materia de dominio público hidráulico contrarios a la actividad que se proponía, un extremo que no hemos podido conocer conocido hasta el pasado 9 de junio, cuando hemos tenido acceso por primera vez al expediente completo”.

El portavoz de AA-Izquierda Unida agradece a los vecinos “la firmeza de sus movilizaciones y tiene claro que ha sido gracias a que se han volcado tantos vecinos y vecinas de los siete pueblos de la comarca por lo que se ha podido forzar la renuncia de la empresa al proyecto”.

En cualquier caso, a pesar del anuncio de paralización, Matas no se contenta con la renuncia anunciada por la empresa ya que “la declaración de utilidad pública, el proyecto e, incluso, la licencia de obras siguen aprobadas y las podría retomar otra empresa, por eso no vamos a parar hasta que no logremos la nulidad”. A la vez arremete contra el alcalde de Antequera, Manuel Barón (PP), “por no escuchar a las vecinas y vecinos y ponerse al servicio de los intereses de los promotores, incluso sabiendo que es una actividad contraria a la legalidad, que no se ha tramitado correctamente y que la utilidad pública no existe, ya que los cien puestos de trabajo prometidos, si nos atenemos a lo que se menciona en el proyecto no supondrían en la realidad más que dieciséis”.

Por su parte, el diputado de Adelante Andalucía y coordinador provincial de Izquierda Unida, Guzmán Ahumada, anuncia que “va a solicitar a la Consejería de Medioambiente que atienda al clamor de la ciudadanía e intervenga para garantizar la preservación de la integridad de los valores naturales del entorno y el suministro de agua para la población”.