LGTBI

Hoy, más que nunca, el respeto cívico y las garantías jurídicas hacia la diversidad sexual y sexo-genérica son indicadores indiscutibles de salud democrática. Tras la aprobación de la Ley 2/2014 para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía, y de la Ley 8/2017 para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares en Andalucía, nuestra Comunidad Autónoma tiene ante sí dos retos primordiales en materia de derechos LGTBI.

El primero de ellos consiste en hacer reales y eficaces las normativas aprobadas, de manera que sean dotadas de los recursos y compromisos fácticos suficientes para que sus aprobaciones no sean nunca más utilizadas como “demostraciones progresistas” carentes de presupuesto.

En segundo lugar, tenemos la obligación política de ahondar en una mirada interseccional que permita a las instituciones andaluzas comprender y actuar frente a las específicas y diversas desigualdades que, por razón de sexo, identidad u orientación sexual, edad, etnia o estatus administrativo se producen.

Propuestas

Propuesta 1309 Realizar un desarrollo completo de todas las medidas incluidas en la Ley LGTBI de Andalucía en un plazo máximo de seis meses a partir de la conformación del Gobierno. Para la correcta implementación de esta Ley y el normal funcionamiento de sus disposiciones es necesaria la creación de órganos específicos dotados de los recursos necesarios, para que puedan asumir la ejecución de las políticas públicas, favorecer el diálogo y la acción interdepartamental, fiscalizar las acciones puestas en marcha, valorar el alcance de los objetivos y dar voz a los colectivos andaluces involucrados en la lucha por los derechos y contra la discriminación de las personas LGTBI.

Propuesta 1319 Desarrollar y publicar el decreto de creación del Consejo LGBTI de Andalucía atendiendo al modelo de representación real de las asociaciones. Desarrollar las medidas necesarias para crear el Instituto Andaluz LGTBI, crear Puntos de Información LGTBI en todos los ayuntamientos andaluces y apostar por la creación de una fiscalía especializada.

Propuesta 1311 Completar el desarrollo de la Ley Trans de Andalucía (Ley de 8 de julio, no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales de Andalucía) en un plazo máximo de seis meses a partir de la conformación del Gobierno. Queremos terminar con la deuda que los sucesivos gobiernos del PSOE han adquirido con los colectivos transexuales de Andalucía y poner en marcha todas las medidas recogidas en la norma, especialmente los derechos relacionados con una atención sanitaria de proximidad.

Propuesta 1312 Apoyar un Día del Orgullo reivindicativo y en manos de los colectivos LGTBI, cuyas demandas y conquistas políticas sean lo relevante de un Orgullo centrado en los derechos, desmercantilizado y fuera del culto a la personalidad. Para ello, apoyaremos comunicativa y parlamentariamente el trabajo de los colectivos sin interferir en su toma de decisiones, y respetando como institución el papel protagonista que pertenece al tejido asociativo LGTBI.

Propuesta 1313 Realizar programas de promoción de la autoestima y el autorreconocimiento de las y los adolescentes LGTBI, crear servicios de apoyo y orientación a jóvenes LGTBI y espacios seguros y abiertos para la socialización, promoción y formación de voluntariado para asistir a personas LGTBI mayores.

Propuesta 1314 Desarrollar políticas LGTBI específicas para la comunidad gitana, promocionando la historia contemporánea romaní a partir de la entrada de la democracia e incluyendo el movimiento LGTBI junto al movimiento feminista romaní en un sentido positivo, superando la idea de víctima.

Propuesta 1315 Generar medidas dirigidas a la inserción sociolaboral de las personas LGTBI que se materialicen en acciones de sensibilización, así como de intervención y atención en casos de discriminación. Se prestará especial atención a la concienciación en torno a la diversidad sexo-afectiva-género y a colectivos en especial situación de desigualdad como la comunidad gitana.