Una Administración al servicio de la mayoría

Los principios y objetivos que deben inspirar la ordenación del sector público son la calidad, igualdad y universalidad en la prestación de los servicios públicos a los que el sector se debe. Para alcanzarlos se necesitan leyes adecuadas, un presupuesto suficiente y una administración fuerte como instrumento fundamental.

Una administración organizada básicamente en:

  • Profundizar en el autogobierno, gestionando el reparto competencial desde una perspectiva andaluza, con vocación de asumir las competencias de proximidad que no tiene sentido que todavía ejerce el Estado.
  • Cambiar el modelo de implementación centralista geográfico por otro basado en la ubicación efectiva de toda las instituciones autonómicas en todo el territorio andaluz.
  • Pasar del paradigma de organización burocrática vertical de la Junta de Andalucía a otro horizontal, con más independencia funcional, más recursos a la cooperación interadministrativa y reducción de los órganos centrales de la administración andaluza.
  • Fomentar la neutralidad de la Administración y su función de administradora y controladora de la buena aplicación del ordenamiento jurídico por encima de tendencias partidistas.

Subcategorías
Reforma de la Administración Pública
Una nueva política de personal y gestión del talento
Personal laboral
Recuperar los derechos del personal funcionario
Política de personal en los entes instrumentales
Un modelo de calidad en la Administración Pública