Adelante Andalucía muestra su preocupación ante la “relajación” de las medidas de seguridad en las empresas

 In Almeria, Noticias

“Son numerosas las denuncias que nos han llegado, en la última semana, sobre la falta de medios de protección en empresas, tras el inicio de la Fase 1 de la desescalada”

 

Durante el periodo de confinamiento absoluto, numerosos servicios de los denominados esenciales, han desarrollado su actividad, en muchos casos, sin las medidas de seguridad necesarias para ello, como han trasladado desde Adelante Andalucía, tras recibir numerosas denuncias en el formulario online que la formación política habilitó para recibir denuncias de las trabajadoras y trabajadores. Las denuncias procedentes de la provincia de Almería provenían en su mayoría del sector del manipulado y del Servicio de Ayuda a Domicilio, dos de los servicios que no detuvieron su actividad en ningún momento.

“Nos encontramos en una fase de desescalada en la cual el COVID-19 no ha desaparecido y nos preocupa la “relajación” en medidas de seguridad que estamos observando en algunas empresas de la provincia” ha explicado el parlamentario de Adelante Andalucía Diego Crespo. Desde Adelante Andalucía alertan sobre la necesidad de mantener la protección por parte de las empresas, y que exista un control para evitar que se produzcan situaciones de riesgo.

Adelante Andalucía hace hincapié en dos sectores de los que están recibiendo más denuncias, el envasado y ayuda a domicilio. En el caso del sector de las envasadoras nos encontramos, denuncian, con centros de trabajo masificados, donde el riesgo de contagio es elevado en caso de producirse algún caso. Como explica Diego Crespo “las medidas de reparto de la plantilla en tramos horarios, el aumento de separación entre bancadas, la ampliación del horario para las entradas y salidas del personal, el uso obligatorio de mascarillas durante todo el periodo de permanencia en el centro, los lavados frecuentes de manos, y la existencia de dispensadores de gel hidro-alcohólico que se reclamaron, y en muchos casos se instauraron, al inicio del confinamiento están dejando de cumplirse en numerosos almacenes”. “Por todo esto desde Adelante Andalucía solicitamos a las administraciones competentes a que realicen un llamamiento para que se de prevención ante el contagio del COVID19, un rebrote sería un enorme paso atrás tanto en materia sanitaria como económica”.

En relación al Servicio de Ayuda a Domicilio desde Adelante Andalucía denuncian que ni las administraciones, ni las empresas concesionarias, han cumplido con las trabajadoras y trabajadores del servicio en materia de protección ante el COVID-19, poniendo en riesgo no sólo al personal sino también a las personas usuarias del servicio, un sector de población muy vulnerable ante los efectos del virus. Para Crespo “el caso de las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio es de lo más sangrante, no es que denunciemos ahora una relajación en la protección sino que no han tenido la protección adecuada en todo este periodo, ni EPIs ni tampoco evaluación de las personas usuarias, y ahora con la entrada en la fase de desescalada la preocupación se hace mayor ante la posibilidad de que se les nieguen como si ya no hubiese riesgos, algo que está fuera de la realidad, el virus sigue activo y la posibilidad de contagio no ha desaparecido”.

La actual crisis sanitaria ha puesto encima de la mesa una cuestión que era evidente en todos los sectores laborales, el retroceso en derechos. Desde la “crisis” económica de 2008 la precarización de los empleos y de las condiciones laborales de los mismos han ido hacia atrás y eso se manifestaba constantemente en el incumplimientos en materia de prevención de riesgos laborales que, ahora, con esta crisis sanitaria, ya convertida en económica, se ha agravado con el peligro añadido de que el contagio en un centro de trabajo puede suponer un riesgo para toda la población.

Finalmente Diego Crespo se preguntaba: “¿Dónde está actuando la Inspección de Trabajo?, nos sorprende la capacidad sancionadora que se ha demostrado durante el confinamiento con las personas que no respetaban las prohibiciones de movilidad y que esta capacidad y diligencia no se haya trasladado para controlar los incumplimientos en materia de seguridad en los centros de trabajo”. “Una vez más nos tememos que, los efectos de esta crisis, se quieren hacer recaer sobre las personas trabajadoras, que ya han estado soportando los efectos en la salud; queda demostrado que las necesidades de las empresas, no son las necesidades de las comunidades”, finalizó el parlamentario por Almería

Recommended Posts

Leave a Comment